Washington, DC.- La insistencia de la Administración del presidente Donald Trump en fondos para un muro fronterizo con México aumenta la posibilidad de que el Gobierno federal de Estados Unidos quede paralizado a partir de este sábado, amenazó el líder demócrata en el Senado Charles Schumer.

En medio de negociaciones entre los líderes de la mayoría republicana en el Capitolio, el líder de la minoría demócrata en el Senado rechazó nuevamente ayer incluir fondos para un muro en la frontera en la iniciativa de gastos necesaria para mantener el Gobierno operando hasta septiembre.

“Si la Administración insiste en que los fondos para el muro sean incluidos en esta iniciativa esto pondrá en peligro las posibilidades de que la iniciativa sea aprobada”, dijo Schumer en un discurso en el pleno del Senado, que abre los trabajos legislativos tras el receso de dos semanas por Pascua.

“Y aumentará las posibilidades de un cierre del Gobierno. Porque el muro fronterizo, creemos, es un gasto sin sentido de dinero de los contribuyentes”, dijo el líder Schumer en su mensaje ayer.

GASTO DEL GOBIERNO

Desde marzo, la minoría demócrata ha estado opuesta a la inclusión de al menos mil 500 millones de dólares en la discusión de una iniciativa de gastos que financie la operación de gastos a partir del próximo sábado 29 de abril y hasta el final del año fiscal 2017, que en Estados Unidos termina este septiembre.

Tal como lo ha adelantado desde marzo, Schumer enlistó cinco cuestionamientos a los fondos para el muro incluida la promesa de campaña del hoy presidente Trump de que México pagaría por este.

También el líder demócrata aseguró que no existe un plan integral de construcción del muro, que el dinero podría ser usado mejor en otras áreas, y que existen otras formas más seguras de proteger la frontera así como que la construcción de la barrera necesitaría expropiar miles de tierras privadas.

Para aprobar la iniciativa de gastos la Administración Trump necesita 60 votos totales en el Senado y dado que los republicanos sólo cuentan con 52 escaños los votos de al menos 8 demócratas son vitales; esto sin contar que varios Senadores republicanos han expresado sus reservas en el tema.

VER A LOS MIGRANTES COMO PERSONAS

Barack Obama está de regreso oficialmente y lo hizo este lunes desde la Universidad de Chicago, donde se reunió con jóvenes líderes para hablar sobre el compromiso cívico.

“Es importante para aquellos que apoyan, como yo, la reforma inmigratoria y los caminos hacia la ciudadanía para aquellos que están aquí, no asumir que todos los que tienen problemas con el actual sistema de inmigración son automáticamente racistas”, dijo durante la mesa redonda en la Universidad De Chicago.

“Y para aquellos de nosotros que están preocupados por los trabajadores indocumentados que entran, ya sea a través de la frontera o más típicamente al exceder la vigencia de estadía, también es importante para ellos apreciar que estas son familias que buscan una vida mejor para sus hijos.

“Se trata de ver a la gente, y no solo a los inmigrantes”, dijo.

LA IMPROBABLE PROPUESTA PARA EL ‘CAPRICHO’ DEL MAGNATE

Michael Evangelista-Ysasaga es un méxico-estadunidense que vive en Fort Worth, Texas. Sus abuelos emigraron a EU, indocumentados, en los años 30. Durante los últimos 10 años ha dado conferencias sobre la reforma inmigratoria en EU, incluyendo el Club Rotario de Fort Worth. Y ahora dirige la firma estadunidense de contratación militar y gubernamental PennaGroup, con la que creó y presentó un diseño para la controversial propuesta de muro fronterizo del presidente Donald Trump.

“Construiré una gran muralla, y nadie construye muros mejor que yo, créanme”, dijo Trump en junio de 2015, en el anuncio de su candidatura a la Presidencia. En ese momento, la declaración parecía para muchos una proclamación absurda que, especialmente procedente de una antigua estrella de la televisión, probablemente nunca llegaría a realidad.

Para el CEO de PennaGroup, Evangelista-Ysasaga, la visión de Trump de un muro fronterizo era menos que una vaga posibilidad que una realidad inevitable después de su elección. “Somos una empresa de propietarios latinos”, especificando que alrededor del 80% de sus trabajadores son méxico-estadunidenses, descendientes de inmigrantes.

En respuesta a una solicitud emitida por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) en marzo, varias firmas contratantes comenzaron a licitar para el proyecto de muro de mil 609.34 km y 21 mil millones de dólares.

CBP delineó los requisitos para el proyecto de muro en un contrato publicado en su sitio web, fecha que concluyó el 29 de marzo.

A FAVOR DE LOS MIGRANTES

Como resultado, Evangelista-Ysasaga dijo que decidió asumir el reto. “Queríamos proponer un obstáculo más humano. Nob quiero tener que despertarme un domingo por la mañana y leer una historia sobre una familia que se mató tratando de cruzar la frontera”.

La visión de PennaGroup satisface las demandas básicas de CBP, con dos paredes relativamente claras con un toque de patriotismo. La primera opción se titula Solid, Concrete Border Wall (Muro Fronterizo Sólido y Concreto), con paneles de pared negros con el sello de Estados Unidos en hormigón empotrado y conectado con vigas de acero muy pulidas.

Luego está el Other Border Wall (Otro Muro Fronterizo), construido de paneles de malla de alambre pulido, con un casco antiescalada de casi dos metros de alto, también adornado con un sello. El remate, explica el equipo técnico de PennaGroup, fue diseñado con influencias arquitectónicas neoclásicas en mente, incluyendo los estilos federales y griegos que inspiraron el diseño de los siglos 18 y 19 en Washington, DC. Estos detalles arquitectónicos adornan el lado del muro frente a Estados Unidos.

ECOLOGISTA

También era importante para Evangelista-Ysasaga que su diseño tuviera en cuenta la vida silvestre, la hidrología y la ecología. Mientras preparaba sus objetivos, PennaGroup consultó con organizaciones sin fines de lucro y expertos en vida silvestre incluyendo el Servicio Forestal de EU y el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas para que el impacto del muro en su entorno sea lo más mínimo posible. Se negaron a ampliar los detalles hasta después de la Fase II del proceso de selección. (Zócalo.com.mx)