Estados Unidos.- Las bolsas de valores globales resintieron la decisión de Trump de firmar un memorando con la amenaza de imponer medidas arancelarias contra China por hasta 60 mil mdd.

China contestó en un comunicado que planea un arancel de 25% para las importaciones desde Estados Unidos de carne de cerdo y aluminio reciclado, y de 15% tubos de acero, fruta y vino.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el jueves un memorando con la amenaza de imponer medidas arancelarias contra China por alrededor de 60 mil millones de dólares.

Trump argumentó que las medidas son derivadas del al alto déficit que tienen con el país asiático, así como el presunto robo de propiedad intelectual de la tecnología estadounidense.

«Es el mayor déficit de cualquier país en la historia del mundo (por 504 mil millones de dólares). Está fuera de control», dijo antes de firmar un memorando. «Tenemos una tremenda situación de robo de propiedad intelectual, que suma cientos de miles de millones de dólares», agregó.

El presidente estadounidense firmó la nota ejecutiva, que instruye a la USTR (United States Trade Representative) a que presente en los siguientes 15 días una lista de los productos que enfrentarán tarifas más altas.

Respuesta de China

Horas después, China contestó en un comunicado que planea un arancel de 25 por ciento para las importaciones desde Estados Unidos de carne de cerdo y aluminio reciclado, y de 15 por ciento tubos de acero, fruta y vino.

“Esta es una táctica inicial de China, que indica que la medida de Estados Unidos provocará lo que Beijing considera como una represalia proporcional”, dijo Eswar Prasad, exjefe de la división de China del Fondo Monetario Internacional.

Además indicó que China tiene la capacidad de infligir un daño económico significativo a los exportadores estadounidenses de ciertos bienes y aplicar medidas en la cadena de suministro que afectarían a fabricantes de Estados Unidos.

Hace recomendación a China

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, declaró poco después de que se anunciaran las posibles medidas arancelarias que esperaba que China tuviera una “respuesta mesurada”, pero también señaló que el país asiático sí tiene una opción “sencilla” para reducir el déficit con Estados Unidos.

“China necesita importar cantidades muy grandes de gas natural licuado y sería muy lógico que importara más de nosotros, sin más motivo que diversificar sus fuentes de abastecimiento”, puntualizó Ross en una entrevista con Bloomberg TV. “Esto también tendría el efecto secundario de reducir el déficit”, agregó.

Por su parte, el embajador de China en Estados Unidos, Cui Tiankai, dijo que su país no quiere una guerra comercial, “pero no le tenemos miedo”. Indicó que se ejercerían represalias y la clase media estadounidense es la que pagaría el precio. (ElFiamnciero.com.mx)