Reynosa, Tamaulipas.- El gobierno de Estados Unidos, endureció sus redadas contra indocumentados mexicanos, pues el Instituto Tamaulipeco para los Migrantes, delegación Reynosa, confirmó la extradición durante el mes de agosto de 2 mil 397 connacionales.

Ricardo Calderón Macías, delegado de la dependencia del Gobierno de Tamaulipas, en esta ciudad fronteriza, confirmó que el incremento es superior al 70 por ciento en comparación al mes de junio cuando se atendieron a 1497 migrantes extraditados por la justicia estadounidense.

De estos más de 2 mil migrantes repatriados, fueron alrededor de 200 menores los expulsados hacia México por esta ciudad fronteriza, que son atendidos por las autoridades del Centro de Atención para Menores Fronterizos del DIF (CAMEF).

Indicó que la situación enciende los focos de alerta, pues les deja en claro que ahora si están tomando fuerza las políticas migratorias implementadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra la población migrante en ese país.

Afirmó que las autoridades de Tamaulipas, están preparadas para atender a los migrantes deportados de Estados Unidos, y para ello se coordinan con las Casas del Migrante asentadas en esta ciudad fronteriza.

“Los 2 mil 397 migrantes deportados durante agosto, representa un incremento de alrededor de un 70 por ciento. Estamos preparados y trabajando en coordinación con las Casas del Migrante para darles una buena atención a estas personas deportadas y puedan regresar seguras a sus lugares de origen, bajo el programa “Traslado Seguro”, dijo.

“Este incremento es parte del proceso que tienen las autoridades de Estados Unidos para intensificar sus aseguramientos de personas ilegales, y obviamente esto nos deja ver que las políticas migratorias implementadas por Donald Trump, ya están teniendo efecto”, apuntó.

Calderón Macías, aseguró que en próximas fechas tendrán un mayor incremento en lo que a deportaciones se refiere, sin embargo confirmó que están listos para enfrentar cualquier repatriación masiva de connacionales.

Para concluir resaltó, que las deportaciones las están realizando las autoridades estadounidenses sin violentar los derechos humanos de los migrantes. (ElDiariodeVictoria.com)