Altamira, Tamaulipas.- La revisión en las aduanas a los productos Mexicanos de exportación hacia los Estados Unidos se volvió más estricta.

Y es que ante el más mínimo detalle la mercancía es regresada.

Es el caso de 300 toneladas de tomate y cebolla que salieron de Altamira, pero que a decir de las autoridades estadounidenses no cumplieron con los “estándares de calidad”.

El producto en la zona al ser comercializado, no logra que el agricultor recupere el costo de lo que invirtió.

Por ello determinaron que estas 300 toneladas de cebolla y tomate que están en buenas condiciones, fueran entregadas al Ayuntamiento de Altamira, para que a través del DIF se repartan a familias vulnerables.

“Es un tomate que con una raspadita que tenga ya no pasan para Estados Unidos”, dijo Juan Manuel Horas Santoyo, presidente de la Asociación Agrícola del sur de Tamaulipas.

“Pero está buenecito, entonces de tirarlo vamos a decirlo así ‘preferimos donarlo a la gente’”, agregó.

En el caso de la cebolla, agregó, no pasó a Estados Unidos y que la pueden vender en Altamira pero a un precio barato.

“Entonces prefieren en algo ayudar, darlo al gobierno para que lo reparta entre la gente”, comentó.

Con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, explicó Horak Santoyo, los filtros para lograr cruzar mercancía mexicana hacia ese país son más estrictos y los productos son revisados de manera muy minuciosa. (ElCinco.mx)