Estados Unidos.- La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen M. Nielsen, ordenó desplegar más oficiales en su frontera sur, expulsar a más migrantes ilegales hacia nuestro país y que más solicitantes de asilo esperen en México mientras las autoridades judiciales resuelven sus casos.

“La crisis en nuestra frontera está empeorando y el DHS (Departamento de Seguridad Nacional) hará todo lo que esté a su alcance para ponerle fin. No nos quedaremos de brazos cruzados mientras el Congreso no vuelva a actuar, por lo que todas las opciones están sobre la mesa”, señaló.

En un memorándum enviado a Kevin McAleenan, comisionado de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés), Nielsen ordena redistribuir agentes a los sectores de la Patrulla Fronteriza más afectados por la supuesta emergencia migratoria, así como buscar a más elementos en otras agencias.

También le solicita expandir inmediatamente los Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés), una iniciativa del DHS para enviar a los solicitantes de asilo a México mientras se resuelve su caso.

Además, exhortó a la CBP a acelerar la expulsión hacia México de los migrantes que sean detenidos tras cruzar la frontera de forma ilegal.

La funcionaria ordenó a McAleenan que emprenda acciones de emergencia, que aumente de manera inmediata su reasignación temporal de personal y recursos de toda la agencia para abordar la afluencia de migrantes.

La semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que, si México no detiene de manera inmediata el flujo de migrantes ilegales que avanza hacia su país, cerrará la frontera o algunas secciones de ella. (Proceso.com.mx)