Tamaulipas.- La enfermera Virginia Gómez se queja: «ya todos estamos cansados, agotados. Desde mediados de mayo, los casos se incrementaron en forma considerable. No hemos tenido descanso trabajamos doble turno, no hay descanso».

Con tantos enfermos, añade, han adquirido experiencia, práctica para atender de la mejor manera a estos pacientes.

«Pero la verdad es que ya me duelen los pies, las piernas de tanto estar parada. Me cambio de tenis, zapatos, tobilleras, medias pero ya empiezan a salir varices en las piernas por estar de pie».

Otra enfermera, Juanita Sandoval, comenta: «es muy difícil poder trabajar con tanta tensión, por la cantidad de pacientes que hay, la insuficiencia de insumos. Estamos acostumbrados a ver muertos, pero cada vez son más y lo difícil es que los pacientes cada vez están llegando en peores condiciones».

Normalmente, en un área de terapia intensiva es un médico por cada 6 u 8 pacientes, pero ahora atienden hasta 15, y una enfermera por cada 4 pacientes pero ahora son hasta nueve o más. Médicos y enfermeras del IMSS y de la secretaría de Salud, consultados, aseguraron que si hay disponibilidad de ventiladores y camas, pero el problema estriba en la falta de personal médico que atienda a los pacientes.

Revelaron que es tal la necesidad de médicos y enfermeras en el IMSS que especialistas en otras áreas, como dentistas, oftalmólogos, traumatólogos y neurólogos, están siendo enviados a atender pacientes de coronavirus.

Ausencia de personal de salud

En Tamaulipas 2 mil 800 médicos y enfermeras están destinados atender a los enfermos de covid-19.

Sin embargo, mientras hay falta de personal médico, existen 600 plazas para personal médico, como enfermeras, especialistas, laboratoristas, médicos, camilleros y técnicos, que se encuentran congeladas.

Desde el inicio del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Tamaulipas fueron congeladas 600 plazas de médicos, enfermeras, laboratoristas, técnicos y camilleros, de hospitales de la Secretaría de Salud federal.

Además, hay por lo menos 40 enfermeras y médicos que renunciaron y no han sido sustituidos en los hospitales, por lo que se tiene un serio problema de falta de personal.

La Sección 51 del SNTSS urgió al gobierno federal para que se liberen las plazas congeladas, pues con la contratación de más personal sería posible cubrir de mejor forma las necesidades que se tienen de personal.

Alfonso Sierra Medina, líder sindical, indicó que el problema serio no es la falta de insumos y camas, si no de personal, pues la cantidad de pacientes rebasa ya la capacidad de médicos y enfermeras.

Ante la falta de personal, ahora se está obligando a las trabajadores mayores de 60 años de edad, diabéticos e hipertensos y que padecen otras enfermedades, a que regresen a trabajar, siendo que desde el inicio de la pandemia y por decreto quedaron fuera, pues son vulnerables al contagio del covid-19.

Informó que en Tamaulipas, nueve médicos y enfermeras que atendían pacientes de coronavirus han fallecido e insistió en que la falta de personal obliga atender a más enfermos.

En ese sentido, rechazó los señalamientos de la titular de Salud en Tamaulipas, Gloria Molina Gamboa, en el sentido de que los médicos y enfermeras que resultaron contagiados y fallecieron no fue en los hospitales, sino cuando se encontraban de vacaciones en fiestas.

En tanto, trabajadores insistieron en denunciar que aquellos médicos y enfermeras así como el demás personal que se encuentra en la primera línea de atención a los pacientes infectados no han recibido el bono «Héroes de la Salud», ya que este ha sido distribuido «arbitrariamente» y no a quienes realmente lo merecen por su labor.

En ese sentido, demandaron se transparente la entrega de tal abono a fin estimular a quienes realmente han estado con los enfermos y no a secretarias y otro personal que no asiste a enfermos.

Agregaron que debe hacerse pública la lista de los beneficiados con el bono de los «héroes de la Salud».

Panorama poco optimista

En Tamaulipas la pandemia del coronavirus ha rebasado las cifras más optimistas formuladas por la secretaría de Salud, en tanto que los hospitales en Reynosa, Matamoros, Nuevo Laredo, Victoria y Tampico se encuentran ya saturados por pacientes contagiados.

En vísperas de que el virus covid-19 llegara a la entidad se formularon proyecciones y la más optimista en cuanto a defunciones era que se tendrían 394 muertos, pero al día de hoy la cifra registrada es de 1,341. Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo lideran en número de decesos por coronavirus.

El porcentaje promedio diario de muertos por coronavirus es de 6.46 desde el inicio de la pandemia en la entidad. Si bien el número de decesos se ha mantenido estable en las últimas semanas, no se observa una reducción.

Se estimaba habría 10 mil 312 contagios por coronavirus, pero ahora suman ya 18 mil 085.

Las autoridades sanitarias han hecho hincapié en que más de ocho mil pacientes se han logrado recuperar; sin embargo, existen más de 5 mil casos activos, lo que podría incrementar aún más el número de contagios.

Es por ello que se hace urgente el contar con más personal médico que atienda los pacientes así como también disponer de más insumos.