Para comunicarse con sus socios colombianos, «El Chapo» usaba una red de comunicación cifrada, sin embargo, este sistema fue interceptado por el FBI.

Lo anterior fue revelado en el juicio que se sigue contra Joaquín Guzmán Loera en una Corte de Nueva York, donde se explicó cómo la agencia de investigación estadounidense logró «hackear» este sistema.

De acuerdo a Alan Feuer, reportero de The New York Times asignado al juicio, un agente encubierto del FBI se reunió en febrero de 2010 con Christian Rodríguez, un especialista informático que recientemente había desarrollado un producto notable: una red encriptada para el capo sinaloense y sus socios de Colombia.

«Los dos se reunieron en un hotel de Manhattan y, haciéndose pasar por un mafioso, el agente encubierto le dijo al informático del cártel que él también necesitaba hacer llamadas telefónicas sin que las autoridades pudieran escucharlas», explica el periodista.

Desde entonces empezó una operación secreta que por un año permitió al FBI «hackear» este sistema encubierto y captar cerca de 200 llamadas de «El Chapo» con sus socios. Fue precisamente el agente que la lideró quien dio su testimonio este martes en el juicio.

Feuer señala que fue el propio Christian Rodríguez quien ayudó a la agencia a infiltrarse en el sistema, ya que inicialmente había puesto sus servidores en Canadá, pero en 2011 los movió a los Países Bajos y durante este cambio dio al FBI las claves de encriptación.

En trabajo conjunto con los holandeses, agrega, el FBI pudo obtener casi todas las llamadas que «El Chapo» hizo durante meses.

El agente Stephen Marston identificó la voz del capo al compararla con otras grabaciones, como la entrevista para la revista Rolling Stone realizada por Kate del Castillo y Sean Penn.

El reportero de The NY Times señala que el jurado ya había escuchado algunas de estas llamadas sin saber de dónde provenían, entre ellas una donde se escucha a «El Chapo» negociar un cargamento de 6 toneladas de cocaína con un proveedor de las FARC, en Colombia.

Este martes, más llamadas fueron reproducidas, incluyendo dos en las que se menciona al sinaloense como «Chapo» o «Joaquín». Además, se prevé que surjan más, debido al tamaño de la operación del FBI.

De acuerdo a Feuer, Christian Rodríguez fue presentado a «El Chapo» por Jorge Cifuentes, un proveedor colombiano de cocaína que le aseguró que el especialista le podría ofrecer comunicaciones totalmente seguras para el Cártel de Sinaloa; el sistema era a través de servicio telefónico por Internet y solo daba acceso a quien estuviera en la red.

Así, «El Chapo» podía acceder a través de Wi-Fi desde su escondite en las montañas de Sinaloa, y en dicha red estarían Cifuentes y otros traficantes de drogas, cuyas llamadas también fueron interceptadas. (Vanguardia.com.mx)