México.- La Fiscalía de Roma abrió una investigación tras la denuncia de la desaparición de tres hombres de origen italiano en el sur del Estado de Jalisco.

El pasado domingo marcharon en Nápoles sus familiares y amigos para denunciar la falta de respuesta de las autoridades mexicanas. “En México saben la verdad, pero tienen miedo o no quieren decirla”, dijo uno de sus familiares al diario italiano La Repubblica. “Queremos contactar al presidente de México para que nos diga la verdad”.

El 31 de enero desaparecieron los tres napolitanos, identificados como Raffaele Russo, su hijo Antonio Russo y su sobrino Vincenzo Cimmino, que se dedicaban a la venta de generadores eléctricos y productos chinos.

Raffaele, Antonio y Vincenzo viajaron al municipio de Tecalitlán, Jalisco, en el que consta la presencia del crimen organizado, de acuerdo con el diario El País.

Familiares informaron que el primero en desaparecer fue Raffaele, de 60 años; dos horas después su hijo y su sobrino, de 25 y 29 años correspondientemente, lo intentaron rastrear con la última ubicación del GPS del vehículo que había rentado Raffaele, sin embargo, al llegar al lugar, los dos jóvenes fueron rodeados por policías locales, y les ordenaron seguirlos a la comisaría, según declaraciones de los familiares.

Antonio envío un último mensaje a Daniele, su hermano, quien se encontraba en la Ciudad de México. En el texto le avisaba que habían sido detenidos por la policía.

Daniele intentó comunicarse con ambos, pero los celulares se encontraban apagados o fuera de servicio, por lo que él y su hermano Francesco se comunicaron con la policía de Tecatitlán para conocer el paradero de sus familiares.

“Al principio nos dijeron que Antonio y Vincenzo habían sido arrestados, pero en una segunda llamada, lo negaron”, contó Daniele.
Representantes de la fiscalía de Roma informaron a medios italianos que han contactado a las autoridades mexicanas.

Por su parte, el Gobierno de Jalisco también abrió una carpeta de investigación. “Hemos tenido comunicación con la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Gobierno federal, estamos trabajando fuertemente para localizar a las tres personas”, comentó Roberto López Lara, secretario general del Gobierno estatal en una conferencia de prensa.

Agregó que su oficina también ha contactado a la embajada italiana en México ya la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), que encargarse del caso.

El funcionario señaló que, por el momento, no dará más detalles sobre la desaparición porque se trata de una investigación en proceso.

Los familiares de los desaparecidos niegan que estén involucrados con el crimen organizado: “¿Nosotros narcotraficantes? Es una mentira”, aseguró Daniele Russo a La Reppublica y añadió: “Si mi padre (Raffaele) fuera narcotraficante sería más fuerte que Pablo Escobar”.

La familia informó que Raffaele, su hijo y su sobrino, se encontraban en México para hacer negocios con la venta de generadores de electricidad. (RadioFormula.com.mx)