Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El estado de Tamaulipas tuvo un ingreso extraordinario en su presupuesto anual de mil 108 millones de pesos a finales del 2016, producto de excedentes en la recaudación fiscal.

Además de que uno de los rubros que más le benefició fue el de los llamados “gasolinazos”, ya que esos incrementos, que se comenzaron a dar desde el año pasado, le dieron a este estado 114 millones de pesos más en su presupuesto anual.

Según un informe del Centro de Estudios de Finanzas Públicas (CEFP), esta entidad ejerció un incremento extra en recursos, mismos que le fueron beneficiados con la citada cifra.

Esos números concuerdan con lo que señala la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) en su último reporte financiero del 2016, dentro del apartado de Participaciones a Entidades Federativas, en donde se da cuenta que la mayor parte de los conceptos tuvieron un incremento.

Uno de esos conceptos fue el de Incentivos por el IEPS sobre Ventas de Diésel y Gasolina (IIEPS), en el cual la SHCP había presupuestado entregar 763.6 millones de pesos, pero al final fueron 877.6, es decir 114 millones de pesos más.

Otro de los rubros que obtuvo más recursos de lo programado fue el del ISR por salarios en las entidades federativas, el cual había un programa inicial de 987 millones de pesos, que al final terminó en mil millones 728 mil pesos, que significa un extra de 741 millones de pesos más.

De acuerdo con el reporte del CEFP avalado por los números de Hacienda, ese excedente de mil 108 millones de pesos en su presupuesto de 2016 fue producto de la recaudación que hizo el Gobierno federal a través de los Ramos 28 y 33.

Y es que la SHCP informó que el gasto programado para esta entidad para el 2016 aprobado en noviembre del 2015, era de 20 mil 796 millones de pesos, en lo que corresponde a Participaciones Federales, sin embargo, al final de ese mismo año, se le otorgaron 21 mil 844 millones de pesos. (ElDiariodeVictoria.com)