Quintana Roo.- El gobernador del estado mexicano de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, ofreció este martes una disculpa pública a la ciudadanía por los actos de represión que protagonizó la policía municipal en Cancún al disolver a disparos una marcha contra la violencia de género, el pasado 9 de noviembre por la noche.

Además, dijo que aceptó la solicitud de separación del cargo del secretario de Seguridad Publica de la entidad, Alberto Capella, y recordó que la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, también separó de sus funciones como director de la policía del municipio a Eduardo Santamaria.

“Ofrezco una disculpa pública a los quintanarroenses por la incompetencia de los policías que no acataron mis instrucciones”, dijo el mandatario estatal en una conferencia a distancia.

“Como lo anuncié ayer hubo consecuencias para los responsables de los hechos en Cancún”, añadió. Dijo que fue “evidente que no se cumplieron sus instrucciones para que no hubiera agresiones en contra de los manifestantes”.

El mandatario estatal explicó que para atender las causas de fondo de la manifestación, y con el objetivo de frenar la violencia en contra de las mujeres, ha tomado algunas determinaciones y aseguró que no habrá impunidad en ningún hecho de violencia en contra de mujeres registrado en la entidad.

En el caso de la joven de 20 años llamada Alexis -de nombre oficial Bianca Alejandrina Lorenzana Alvarado- cuyo cuerpo fue hallado el domingo y sobre quien había una alerta de desaparición desde el 7 de noviembre, dijo que seguirán las investigaciones de la Fiscalía estatal para dar con los responsable de este y otros feminicidios.

Este martes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, condenó la represión policial en una marcha feminista en Cancún, que se disolvió con disparos al aire dejando varios heridos, algunos de ellos por arma de fuego, y pidió una investigación expedita para castigar a los responsables.

De acuerdo con información de la Secretaría de Gobernación (Segob) federal, los policías municipales reprimieron a las manifestantes que se encontraban afuera del Ayuntamiento disparando con “armas de fuego”.

El pasado fin de semana, dos feminicidios ocurrieron en Cancún en menos de 24 horas y los cuerpos de las mujeres fueron hallados el sábado y el domingo por la noche.

Estos brutales homicidios detonaron la protesta de la tarde del lunes en Cancún, en la que varios grupos de mujeres realizaron pintadas y quemas en varias sedes como el edificio de la Fiscalía estatal o el Ayuntamiento del municipio.

Poco después de los hechos, el gobernador hizo un en vivo por Facebook en el que aseguró que los elementos de seguridad habían violado los protocolos establecidos.

Además contó que:

El director de la policía municipal de Benito Juárez, Cancún, Eduardo Santamaría, dio la instrucción de disparar al aire para dispersar a los manifestantes que intentaban invadir las oficinas de la presidencia municipal con la finalidad de salvaguardar la integridad de los servidores públicos que ahí laboraban

Por medio de una transmisión en vivo en su cuenta oficial de Facebook, el gobernador también informó que varios policías municipales participaron en dichas acciones, por lo que calificó de necesario que la presidenta municipal de Cancún, Mara Ledezma, diera de baja a los agentes implicados. Recalcó, además, que él mismo no puede cumplir esa acción porque no se encuentra dentro de las facultades de su cargo. (www.infobae.com)