Accidentada resultó la llegada de Tigres a la Ciudad de México, donde este miércoles enfrentarán a Pumas por la ida de los cuartos de final.

Tras salir de la terminal aérea, Guido Pizarro, volante de los Tigres, retó a golpes a un camarógrafo que cubría la llegada de los felinos.

A un par de metros de abordar el autobús que los llevaría al hotel de concentración, Pizarro le dijo al camarógrafo:

“¿Por qué no te fijas por dónde caminas, si vos venir por el mismo lado que vengo yo?”.

Situación que fue respondida por el camarógrafo: “¿Por qué no te quitas tú?”, situación que molestó al futbolista argentino.

“¿Por qué te haces el guapo? Sácate la cámara y vamos a arreglarlo”, dijo Pizarro al tiempo que se quitaba un bolso que portaba.

Al final, todo quedó en dimes y diretes. (http://www.mediotiempo.com/)