Tapachula.- La hondureña María de la Cruz Santos encontró en Chiapas a su hija, Delia, después de 14 años de estar desaparecida.

Madre he hija se reencontraron en el parque central de Tapachula, adonde llegó esta noche la Caravana de Madres Migrantes en busca de sus hijos desaparecidos en México.

Luego de varios minutos de abrazos y porras del grupo, ambas externaron su felicidad.

Ahí, De la Cruz Santos también conoció por primera vez a sus tres nietos.

Originaria del Departamento (Estado) hondureño de La Paz, la mujer confesó que en algún momento creyó que era imposible encontrar a Delia.

“Yo preguntaba y preguntaba por dondequiera, con la familia que dejó ella, y nadie, nada, no teníamos comunicación”, contó, aunque, agregó, siempre pensaba en que estuviera bien y feliz.

Delia agradeció a la Caravana y activistas por los esfuerzos que realizan en apoyo a los migrantes y sus familias.

Abundó que desde la tarde, cuando ya sabía que se encontraría con su madre, sus hijos estaba inquietos por conocer a su abuela.

“Nuestras madres son las que sufren y hoy le estoy dando gracias”, dijo tras el reencuentro.

“Yo soy una hija que tenía 14 años desaparecida.

“Me siento muy feliz de tenerla a ella aquí conmigo”, exaltó.

La Caravana de Madres Migrantes ingresó ayer a Chiapas, y recorrieron el municipio de Arriaga, de donde el parte el tren conocido como “La Bestia”.

Esta semana continuarán con labores de búsqueda en municipios de la frontera con Guatemala, en donde existe una gran población de centroamericanos.

La Caravana, impulsada por el Movimiento Migrante Mesoamericano, inició su recorrido por México el pasado 30 de noviembre y concluirá el próximo sábado 19 de diciembre. (http://diario.mx/)