Ciudad de México.- El candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, insistió hoy en la residencia oficial de Los Pinos en que quiere construir un muro en la frontera entre México y su país.

Estamos pensando en seguridad, en poner un alto al tráfico de drogas, de armas y de efectivo por la frontera, dijo el visitante ante la prensa.

El presidente Enrique Peña Nieto recibió a Trump esta tarde.

El estadunidense dijo que durante la conversación hablaron del muro, pero no discutieron quién lo va a costear. Del financiamiento se hablará «en una fecha posterior».

El candidato republicano ha sostenido que haría pagar a México la construcción fronteriza.

Con un historial de insultos contra México y sus nacionales, Trump dijo esta vez que siente «un gran respeto» por la comunidad mexicano-estadunidense, a la que dijo que le da empleo.

Pero volvió a uno de sus puntos de campaña: «Es necesario», dijo, «poner un muro» en la frontera.

Volvió a su alegato de que esa es la forma de frenar el contrabando de drogas, armas y dinero en efectivo y que la barrera física sería «en beneficio de nuestros dos pueblos».

Dijo que este, con Peña Nieto, fue un «encuentro preliminar», que le pareció «excelente».

Trump había llegado a Los Pinos en un helicóptero, que lo trasladó desde el hangar presidencial. (Jornada.unam.mx)