México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofrece su habitual conferencia matutina desde Palacio Nacional, acompañado del secretario de Salud, Jorge Alcocer, y el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien rinde el informe semanal sobre la situación de la pandemia del coronavirus COVID-19 en el país.

Jorge Alcocer, secretario de Salud, aseguró que, a 20 semanas de “sana distancia” y a 8 días de la Nueva Normalidad, y de acuerdo con un estudio, en México se han logrado evitar 3.1 millones de muertes por las medidas de confinamiento.

Por su parte, el subsecretario de Salud, reiteró que el país entero está en semáforo rojo, y que en las próximas semanas, según como se vaya presentando la reducción de casos de COVID-19, podría ir cambiando el color de riesgo y podrán irse liberando algunas actividades.

López-Gatell afirmó que, haciendo una comparación con la incidencia de los casos activos actuales y los de las semanas previas, puede comenzar a notarse un declive de casos de COVID-19, como puede evidenciarse en la Ciudad de México.

El funcionario dijo las medidas adoptadas permitieron reducir hasta en 81% los casos diarios de COVID-19, lo que permitió dar alojamiento en hospitales. “A esa comparación es lo que se llama ‘aplanamiento de la curva’”.

“Si comparamos lo que hubiera ocurrido en ausencia de las intervenciones, hubiéramos tenido en México y en todo el mundo una curva que sube rápidamente y en tres semanas hubiera llegado al punto máximo”, aseguró López-Gatell al explicar el ‘aplanamiento de la curva’.

De no haber implementado medidas sanitarias, «hubiera permitido hasta 40 mill casos diarios en el Valle de México, y aunque hubiera sido una epidemia de 6 semanas, hubiera sido un desastre”, señaló el subsecretario de Salud.

“Sería falso decir que no hay epidemia o que no habrá muertes, pero sí se pueden hacer drásticas disminuciones”, expresó el funcionario.

Las autoridades sanitarias federales informaron que al corte de este lunes el número de contagios por COVID-19 aumentó a 120 mil 102 personas en todo el país, los cuales se distribuyen en mayor proporción en la Ciudad de México, el Estado de México y Baja California.

Es la capital de México en donde hay más personas infectadas, ya que hasta el momento se reportan 31 mil 493 casos positivos, siete mil 853 sospechosos, 36 mil 898 negativos y tres mil 804 defunciones.

En segundo lugar permanece el Estado de México, en donde existen 18 mil 993 casos positivos, ocho mil 190 sospechosos, 21 mil 934 negativos y mil 621 fallecidos.

Mientras que Baja California tiene seis mil 138 casos positivos, 928 sospechosos, tres mil 586 negativos y mil 257 pacientes que han perdido la vida por esta enfermedad respiratoria.

Respecto al número de defunciones, la Secretaría de Salud federal informó que a la fecha hay 14 mil 053 muertes por el virus, los cuales se distribuyen de la siguiente manera: Ciudad de México tres mil 804, Estado de México mil 621, Baja California mil 257, Veracruz 774, Sinaloa 732, Tabasco 665, Puebla 613, Quintana Roo 422.

Así como Hidalgo 405, Chihuahua 386, Guerrero 379, Morelos 298, Jalisco 257, Oaxaca 236, Michoacán 235, Yucatán 211, Chiapas 208, Tlaxcala 192, Sonora 180, Querétaro y Tamaulipas 158, Guanajuato 141, Nuevo León 130, Campeche 106.

La lista concluye con Coahuila 100, Nayarit 87, San Luis Potosí 69, Aguascalientes y Durango 53, Zacatecas 46, Baja California Sur 45 y Colima 32. (Infobae.com)