Altamira, Tamaulipas.- Como de película, un par de hermanos que se encontraban bajo influjos del alcohol acuchillaron a un taxista contra quien chocaron, además de secuestrar a tres mujeres con el objetivo de evadir la justicia.

En el afán de seguir consumiendo embriagantes los hermanos continuaban su trayectoria cuando se impactaron contra un taxi de la ruta Altamira Batería 7, cuyo conductor reclamo el hecho y fue agredido con arma blanca.

Sin importarles la magnitud del problema abandonaron el cuerpo e ingresaron a una tienda OXXO para comprar más bebidas, donde también agredieron y acuchillaron a un empleado.

De la tienda uno de los hermanos logro salir, y el otro en el afán de evitar la mano de la justicia huyo a una farmacia cercana donde tomo en secuestro a tres mujeres, amenazando con hacerles daño durante más de 1 hora en caso de que no le permitieran su libertad.

Fuera del negocio entre gritos y empujones la sociedad estaba convencida de lincharlos, y exigía justicia para el taxista que fue llevado de inmediato a un hospital para su valoración.

El tiempo transcurrió y arribaron elementos de la Policía Estatal Acreditable, Tránsito y Vialidad quienes trataron de poner orden y de inicio liberar a las rehenes.

Los efectivos sacaron al hombre de 28 años de la farmacia donde se atrincheró, y nada se pudo hacer pues los familiares del taxista lesionado les propinaron tremenda golpiza, arrebatados por la furia y gritos de los presentes. (www.posta.com.mx)