Washington.- La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton incrementó a 11 puntos la ventaja sobre su rival republicano Donald Trump, de quien se distanció aún más Paul Ryan, el titular de la Cámara de Representantes y el republicano más poderoso, que este lunes anunció que ya no defenderá ni hará campaña por el magnate.

Clinton cuenta con 46 por ciento de intención de voto frente a 35 por ciento de Trump, según un sondeo realizado por la cadena NBC y el diario Wall Street Journal realizado del sábado al domingo, horas después de que se difundió un video de 2005 en el cual el abanderado republicano hace comentarios vulgares y degradantes sobre las mujeres, pero antes del segundo y áspero debate presidencial celebrado la noche del domingo.

Por lo pronto, Ryan declaró en una teleconferencia con legisladores de su partido que no defenderá ni hará campaña por Trump, con lo que asestó otro duro golpe a las aspiraciones presidenciales del polémico millonario.

Sin embargo, de acuerdo con la fuente, Ryan no llegó a retirar su apoyo a la candidatura de Trump, con quien desde el inicio de la campaña mantiene una relación tensa, indicó Afp.

La agencia Ap refirió que Ryan dijo a su partido que su enfoque principal ahora es impedir que el Congreso se torne mayormente demócrata y así Clinton llegue a tener un cheque en blanco como presidenta, con lo cual insinuó que no cree que Trump pueda ganar la elección.

La oficina del presidente de la Cámara de Representantes dijo inmediatamente que Ryan no estaba concediendo el resultado de la elección presidencial. Pero los legisladores partidarios de Trump sí tuvieron esa impresión, dijeron que el magante puede ganar y que no se le debe abandonar. Un conservador tachó de cobardes a Ryan y otros líderes republicanos.

Trump respondió por Twitter:Paul Ryan debe pasar más tiempo balanceando el presupuesto, el empleo y la inmigración ilegal, y no perder tiempo en pelear con el nominado republicano.

Este giro notable ocurre mientras Trump se esfuerza por salvar su campaña luego de la difusión de un video de 2005 en el cual se jactaba de que su popularidad le permitía hacer a las mujeres lo que quisiera. Varios republicanos influyentes le han retirado el apoyo o le han pedido que se retire de la contienda.

Según participantes de la conferencia, Ryan les dijo: cada uno de ustedes debe hacer lo que más le convenga en su distrito.

El multimillonario Warren Buffett aseguró que nunca ha utilizado el tipo de deducción fiscal que Trump dice haber empleado, y agregó que ha pagado impuestos anualmente durante 72 años.

En un comunicado, Buffett respondió así a los comentarios que hizo Trump sobre impuestos el domingo por la noche. Durante el debate, el republicano confirmó que usó una pérdida operativa de 916 millones de dólares en 1995 para evitar pagar impuestos federales.

Buffett también dio a conocer detalles de sus propios impuestos y reiteró su llamado al candidato presidencial republicano para que difunda sus declaraciones fiscales. Buffett es partidario de la candidata demócrata Clinton desde hace mucho tiempo.

Buffett reportó un ingreso bruto ajustado de 11.5 millones de dólares en 2015. El multimillonario dijo que su utilidad neta incluye 5.4 millones de dólares en deducciones, pero que las leyes fiscales le impidieron reclamar como deducciones la mayor parte de los 2.8 millones de dólares que hizo en donaciones de caridad.

Menos rating que el primero

The Hollywood Reporter, CNN yVariety informaron que los primeros números del rating arrojados por la compañía especializada en medición de audiencias Nielsen mostraron que la audiencia del segundo debate fue entre 19 y 20 por ciento menor a la del primero, que el pasado 26 de septiembre atrajo a 84 millones de televidentes.

Twitter informó que el segundo debate fue el más tuiteado de la historia, con más de 17 millones detuits.

El desacuerdo de Trump con su compañero de fórmula Mike Pence acerca de Siria fue el momento mástuiteado.

Al cierre de esta edición Wikileaksfiltró unos 2 mil correos electrónicos de John Podesta, presidente de la campaña de Clinton, en los que se incluyen notas, por ejemplo, sobre el temor del ex presidente Bill Clinton de que sus infidelidades pudieran ser usadas contra la candidata demócrata, manejo de prensa y quejas contra Chelsea, la única hija de la pareja. (http://lajornadasanluis.com.mx/)