Florida, EEUU.- Autoridades de Orlando y Buró Federal de Investigaciones (FBI), confirman que el balance de víctimas tras el ataque al bar gay Pulse, en Orlando, es de 50 muertos, 48 de 49 víctimas ya fueron identificadas, además del atacante muerto.

En conferencia conjunta, las autoridades encargadas del caso afirmaron que los cuerpos de las víctimas fueron retirados durante la noche en el club y que los familiares de las víctimas ya fueron notificados.

En tanto el FBI dijo que trabajan en más de cien pistas enviadas por los ciudadanos en las últimas horas sobre el ataque en Orlando y que todas las autoridades están colaborando como una sola fuerza.

John Mina, jefe de la Policía de Orlando, al relatar el momento del rescate de los rehenes dijo que el atacante Omar Mateen hizo una llamada al 911 mientras retenía a “cuatro o cinco” rehenes en uno de los baños. En esa conversación “hubo una referencia al Estado Islámico.

“En algún momento de la conversación con los negociadores, dijo que llevaba un chaleco y que tenía explosivos. Después de varias horas de negociaciones, la policía tomó la decisión de romper la pared del baño con un vehículo blindado porque pensó que la pérdida de más vidas era inminente”, dijo el jefe de la Policía.

Mina también relató que en algún momento el sospechoso salió con dos pistolas y disparó contra los agentes, que respondieron al fuego y mataron al sospechoso.

Además que entre 15 y 20 personas estaban escondidas del atacante en otro baño ubicado enfrente. (http://noticieros.televisa.com/)