Colombia.- En Colombia, una red del crimen organizado recluta hombres y mujeres con necesidades económicas, para viajar a México y dedicarse a prestar dinero a pequeños comerciantes y vendedores ambulantes, sistema denominado “Gota a Gota”.

El dinero que prestan “creo que eso es lavado, digo yo, porque puede ser de los narcos o gente que tenga mucho dinero, inclusive dinero que viene de Colombia”, comentó uno de los prestamistas colombianos.

Los jóvenes son instruidos para que crucen los filtros migratorios del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Mario Madrazo, director de Control y Verificación del Instituto Nacional de Migración (INM), indicó que la mayoría de los prestamistas “son jóvenes que no tienen antecedentes criminales en Colombia, por eso tuvieron facilidad para poder entrar al país… Esta organización les paga su boleto para que vengan a México… Les consigue alojamiento inicialmente y les da el dinero con el que van a prestar. Ellos mismos les asignan una ruta y tienen que estar reportando de manera diaria los cobros, quién se atrasa y los intereses que cobran para esta organización”.

Una vez que empiezan a trabajar, les cobran el traslado y el hospedaje.

Cada prestamista llega a tener rutas de hasta más de 100 clientes.

Los administradores del préstamo exprés “Gota a Gota” les explican cómo deben usar sistemas de pago como: SmartPay, Gevent, Listo y Venda Mais, para hacer los depósitos del dinero que cobran diariamente.

Mario Di Constanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dijo que “este dinero, no necesariamente llega al sistema bancario, porque ese dinero es utilizado para comprar droga y volverla a revender y ya van buscando otros mecanismos para generar lavado de dinero”.

Con el trabajo hecho, a los prestamistas les pagan sus honorarios por medio de comisiones. Si cobraron menos de 60 mil pesos la semana, el pago es de dos mil pesos. Entre 60 mil y 77 mil pesos, la comisión es de dos mil 300 y si son más de 77 mil pesos, el pago corresponde al 3% del cobro.

El prestamista colombiano mencionó que si no entregan el dinero de la cuenta “yo creo que le matan a uno la familia… Pero yo, gracias a dios nunca he tenido ese problema”. (Noticieros.Televisa.com)