Tamaulipas.- Más de tres mil 500 hectáreas han sido afectadas por los siniestros forestales afectando ya la calidad del aire e incrementando las altas temperaturas en la zona centro de Tamaulipas.

De acuerdo con los reportes de la Comisión Nacional Forestal sobre incendios forestales en el curso del presente año, se han registrado 19 conflagraciones en las zonas centro de la entidad y sobre la sierra Madre Oriental.

Las principales causas de incendios forestales han sido las centellas y la falta de precaución de los paseantes, que al salir al campo han dejado fogatas u objetos como botellas o vidrios que ocasionan incendios, así como la falta de precaución al realizar quemas «controladas».

Protección Civil del Estado indicó que también se registran incendios de predios abandonados en el área suburbana de la ciudad, así como de basureros los cuales están contaminando la calidad del aire y elevando la temperatura hasta en dos o tres grados más debido a que los incendios se encuentran alrededor de ciudad Victoria.

La subsecretaria del Medio Ambiente del Estado confirmó que durante los últimos días además de las elevadas temperaturas de 38 a 39 grados la sensación térmica es de hasta 42 grados ya que el humo impide la circulación del aire y además el calor de los propios incendios.

Además se han detectado en el aire partículas de humo y ceniza por lo cual la calidad empieza hacer deficiente.

Grupos ambientalistas expresaron su preocupación en torno a este hecho pues estos problemas de contaminación del aire y altas temperaturas por los incendios forestales no se presentaban antes.

Los informes indican que las conflagraciones se han registrado en los siguientes municipios en Tula, tres; en Bustamante,dos; en Llera, dos; Ocampo, dos; Jaumave, uno; Nuevo Morelos, uno; Gómez Farías, uno; Palmillas, uno; Casas, uno, Antiguo Morelos, uno; Victoria, uno; Soto la Marina, uno y Miquihuana uno.

Pero a estos hay añadir pequeños incendios en la zona suburbana que también queman árboles y provocan contaminación.

Ante ello la Conafor y el Gobierno del Estado han intensificado la campaña de prevención de incendios forestales divulgando una serie de orientaciones.

Pero el problema estriba que de acuerdo con los pronósticos climatológicos no se contemplan precipitaciones pluviales y se prevé que para el verano la sequía y altas temperaturas serán aún más intensas. (LaSIllaRota.com)