México exportó 1 millón 306,000 toneladas de azúcar en su primer cupo regulado por el Acuerdo de Suspensión con Estados Unidos, el cual no sólo contribuyó a una segunda caída en los envíos de ese edulcorante, sino que también genera incertidumbre.

z azucar eu 18 9 15

Estados Unidos compró a México 1 millón 880,000 toneladas de azúcar en el ciclo 2012-2013, alcanzando su máximo histórico, y en la zafra siguiente, el monto disminuyó a 1 millón 727,000 toneladas.

El cupo establecido en el Acuerdo de Suspensión genera incertidumbre, porque se basa en una fórmula que considera las necesidades de azúcar de Estados Unidos, de modo que si otros países le surten más, implicaría menores suministros desde México.

En las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP, por su sigla en inglés), Australia se mantiene firme en su exigencia de ampliar su cupo actual de exportación de azúcar a Estados Unidos, que es de 20,000 toneladas. Funcionarios de ambos países han reconocido que buscan concertar sobre la elevación de ese monto.

Ante ello, la Coalición de Comercio Internacional de Azúcar (ISTC, por su sigla en inglés), conformada por industrias privadas de países que exportan azúcar a Estados Unidos a través de cuotas con aranceles preferenciales, advirtió que el acuerdo azucarero con Australia en el TPP sería ilegal.

“Este acuerdo es contrario a las leyes de Estados Unidos, a las obligaciones en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y a los acuerdos de suspensión”, dijo Paul Ryberg, presidente de la ISTC, en una carta enviada a Michael 
Froman, representante comercial de Estados Unidos, la semana pasada.

A la ISTC están adheridas industrias de República Dominicana, Filipinas, Belice, Panamá, Ecuador y Jamaica, entre otros países.

Para la zafra del 2015-2016 (inicia en octubre y que termina en septiembre), el cupo de México sería de 1 millón 318,000 toneladas, informó la Secretaría de Agricultura. Pero ese monto se ajustará en los próximos meses, dependiendo de las necesidades del mercado estadounidense.

Tras operar en libre comercio, el acuerdo entre México y Estados Unidos, firmado en diciembre del 2014, implicó suspender las investigaciones contra las importaciones de azúcar mexicana, tanto por los supuestos subsidios prohibidos, como por dumping (precios menores que los costos de producción).

El Departamento de Comercio de Estados Unidos ratificó su decisión de que el azúcar mexicano ha sido subsidiado y vendido a precios dumping en el mercado estadounidense.

Pero no se aplicarán aranceles a las importaciones originarias de México, luego de que los dos países alcanzaron el acuerdo de suspensión, el cual afectó las exportaciones mexicanas, con el riesgo de achicarlas más en los próximos años. (http://eleconomista.com.mx/)