San Cristóbal de las Casas, Chiapas.- El papa Francisco culminó la misa que ofició ante indígenas en el templete creado como una réplica de la Catedral de San Cristóbal.

Durante la misa el Papa condenó el despojo y contaminación a las tierras de los pueblos indígenas perpetrados por personas “mareadas por el poder, el dinero y las leyes del mercado”, instó a hacer un examen de conciencia y aprender a decir “perdón”.

“El mundo de hoy, despojado por la cultura del descarte, los necesita”, clamó ante miles de indígenas de México y Centroamérica, quienes abarrotaron los campos del Centro Deportivo Municipal.

Durante su sermón, el líder católico defendió las riquezas culturales de los pueblos originarios y reconoció el anhelo de esas comunidades a vivir en libertad, en una tierra donde la opresión, el maltrato y la degradación no sean la moneda corriente.

“Sin embargo, muchas veces, de modo sistemático y estructural, sus pueblos han sido incomprendidos y excluidos de la sociedad”.

“Algunos han considerado inferiores sus valores, su cultura y sus tradiciones”, constató.

“Los jóvenes de hoy, expuestos a una cultura que intenta suprimir todas las riquezas y características culturales en pos de un mundo homogéneo, necesitan que no se pierda la sabiduría de sus ancianos. El mundo de hoy, preso del pragmatismo, necesita reaprender el valor de la gratuidad”, añadió.

El papa Francisco realizará un recorrido en coche descubierto para sostener una comida con representantes indígenas.

Poco antes de terminar la misa oficiada por el papa Francisco en el Centro Deportivo Municipal, indígenas de varias etnias dieron diversos mensajes al Papa y reconocieron su acercamiento con los pueblos originarios.

Los indígenas le manifestaron su agradecimiento y cariño al jerarca católico por autorizar nuevamente la ordenación de diáconos permanentes, mientras la gente gritaba: “Tenemos un Papa al lado de los pobres”. Momentos después, los indígenas le entregaron dos traducciones de la Biblia, uno en tzeltal y otro en tzotzil, mientras de fondo se escucharon caracolas y música de marimba. (http://www.aztecanoticias.com.mx/)