Científicos de la India están investigando si un hombre murió por el impacto de un meteorito el pasado 7 de febrero. En caso de que se confirme, sería un hecho sin precedentes en todo el mundo desde 1825. Jayalalithaa Jayaram, jefe de gobierno del estado sureño de Tamil Nadu, explicó que el conductor de un micro que trabajaba para el colegio de ingeniería Bharathidasan «murió tras recibir el impacto de un meteorito» y concedió 1.470 dólares en compensación a su familia.

“Un meteorito cayó dentro de las instalaciones de la universidad”, dijo Jayalalithaa. El hombre “sufrió heridas graves y murió camino al hospital”. Según el testimonio, difundido por Reuters, el impacto dejó un pequeño cráter y rompió varios vidrios de ventanas cercanas.

Al parecer, cuando ocurrió el impacto el conductor del micro estaba parado con su vehículo en una zona de jardines cerca de la cafetería de la universidad. Según dijeron las autoridades, dos jardineros y un estudiante también resultaron heridos. Una piedra de color azul oscuro, similar a un diamante, fue encontrada en la escena.

En un primer momento, los funcionarios del gobierno de Tamil Nadu pensaron que la explosión fue causada por el material inflamable acumulado en unas obras de construcción cercanas. Pero en las investigaciones posteriores no se encontró evidencia de explosivos en el lugar.

“Cuando no se encontró la evidencia esperada, nos inclinamos por la teoría de que podría ser un meteorito”, dijo un funcionario del distrito que pidió preservar su identidad. “Todavía no se confirmó nada, ya que las muestras no fueron analizadas”, agregó. Se espera que un equipo del Instituto Indio de Astrofísica visite la zona para recoger muestras.

G. Baskar, director de la universidad, en el distrito de Vellore, estaba trabajando en su despacho cuando escuchó la explosión. “Fue un sonido que no se parece a nada que haya escuchado antes. No había ningún olor, ni fuego, ni nada”, dijo a la prensa local.

Según una lista elaborada por la revista científica International Comet Quarterly, la última muerte registrada por el impacto de un meteorito fue en 1825.

En 2013, un meteorito explotó sobre el centro de Rusia. Llovieron bolas de fuego sobre un área extensa y la onda expansiva rompió ventanas, dañó edificios e hirió a 1.200 personas. (http://www.clarin.com/)