Estados Unidos.- El temible huracán Irma dejó al menos 10 muertos y miles de personas sin techo el jueves al destruir edificios y arrancar árboles a su paso por el norte del Caribe, en un rumbo que presagia una catástrofe para Florida.

El huracán más poderoso jamás registrado en el océano Atlántico se debilitó apenas levemente, sin bajar de la categoría 5, con vientos de 285 kilómetros por hora (180 millas), de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

El huracán Irma tendrá un impacto “realmente devastador” cuando llegue a la costa estadunidense de Florida, anunció el jueves el director de la Agencia de Gestión de Emergencias (FEMA), Brock Long, en CNN.

“¡Sean prudentes, permanezcan en lugares seguros!”, escribió el presidente Donald Trump en Twitter. “Disponemos de equipos con gente talentosa y valiente en el lugar y dispuesta a ayudar”, agregó.

Pese a que la trayectoria de Irma es algo incierta, se espera que azote Florida el fin de semana.

Según estimaciones de Naciones Unidas, en los próximos días podrían verse afectados 37 millones de personas por los efectos de la tormenta, la peor registrada en la región hasta el momento y que avanza con vientos sostenidos de casi 290 kilómetros por hora.

El ministro del Interior francés, Gerard Collomb, confirmó hoy la muerte el miércoles de ocho personas por el paso de “Irma” por las islas caribeñas de San Bartolomé y San Martín, que forman parte de los territorios de ultramar de Francia.

Además hay 23 heridos, informó Collomb a la emisora Franceinfo tras los primeros análisis de situación. El Ministerio del Interior francés creó un centro de crisis. “Es una enorme catástrofe. El 95 por ciento de la isla quedó destruido”, dijo el presidente del consejo territorial de San Martín, Daniel Gibbs, a la radio RCI. La ministra de Territorios de Ultramar, Annick Girardin, se reunió con equipos de emergencia en Guadalupe y visitará hoy las áreas devastadas.

También se ve muy afectada la parte sur de la isla de San Martín, que pertenece a los Países Bajos como Sint Maarten. El aeropuerto y el puerto son inaccesibles, dijo un portavoz de la Marina en la radio holandesa. En la isla de Barbuda murió un bebé, informó el jefe de Gobierno de Antigua y Barbuda a la emisora ABS. Barbuda ha quedado completamente devastada y es prácticamente inhabitable porque “Irma” destruyó o dañó gravemente el 95 por ciento de las viviendas. “Rompe el corazón.

Toda la isla está bajo el agua”, dijo Gaston Browne. En Barbuda viven casi 2 mil personas. La isla fue alcanzada de lleno por el huracán. En declaraciones a la BBC, Browne aseguró que el cambio climático es directamente responsable de la tragedia.

“Nosotros vivimos con las consecuencias”, lamentó.

También murió otra persona en el territorio de ultramar británico de Anguila.

Por el contrario, la isla de Puerto Rico salió relativamente bien parada del paso de Irma. Pese a ello, casi un millón de personas están sin electricidad y 80 mil sin agua, según el diario El Nuevo Día. Aunque el huracán no azotó de forma directa el territorio, los vientos llegaron hasta los 150 kilómetros por hora. La tormenta arrancó árboles y causó inundaciones. “Irma” se mueve a 26 kilómetros por hora en dirección oeste-noroeste.

Su próximo destino será el norte de la isla de La Española, que comparten República Dominicana y Haití. Este último país, uno de los más pobres del mundo, sigue sufriendo aún las consecuencias del huracán Matthew de octubre de 2016, que mató a unas mil personas. Sobre las 20:00 hora local (00:00 GMT del viernes) Irma alcanzará las Islas Turcas y Caicos?, territorio de ultramar británico, y luego el sur de las Bahamas.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadunidense alertó de graves inundaciones y el Gobierno de Bahamas ordenó evacuar varias islas. Se cree que “Irma” llegará probablemente el sábado, ya debilitado, al estado de Florida. En el distrito de Miami-Dade, al que pertenece la ciudad de Miami, se ordenaron evacuaciones de las zonas más vulnerables. La tormenta podría ser la peor que haya enfrentado Florida, dijo el gobernador Rick Scott el miércoles a la emisora ABC.

El aeropuerto de Orlando cerrará desde el mediodía del sábado. Las aerolíneas han cancelado cientos de vuelos. Lo más grave es que después de Irma el peligro sigue vigente por la formación de los huracanes José y Katia. Katia, que se encuentra en el Golfo de México, alcanzaba hoy vientos de hasta 130 kilómetros por hora y se mueve en dirección al estado mexicano de Veracruz, según el CNH. (Jornada.Unam.mx)