El entrenador mexicano Javier Aguirre fue llamado a declarar en el juicio por amaño de partidos que tiene en contra el Real Zaragoza, club al que dirigía en la temporada 2010-11.

En aquella oportunidad el Zaragoza derrotó al Levante y se quedó en Primera División, condenando al Deportivo La Coruña al descenso por lo que se inició una investigación en contra del equipo maño.

El «Vasco» es uno de los principales señalados pues se asegura que recibió dinero por parte del entonces presidente de la institución, Agapito Iglesias. La suma asciende a 90 mil euros pagadas en dos depósitos, lo que Aguirre negó pues asegura que devolvió dicha cantidad; además acusó a Iglesias de abuso de confianza.

“(Agapito) me dijo en un entrenamiento que me iba a ingresar una prima y le dije que no, que las primas estaban en mi contrato y que lo iba a devolver. No saqué nada del banco. Yo firmaba en blanco al chico del banco, siempre lo he hecho así y quizá hubo un exceso de confianza de mi parte y un abuso de confianza de la otra parte”, expuso.

Te recomendamos: Muere hijo de Cafú mientras jugaba futbol Aguirre recalcó que regresó todo el dinero, reafirmando que no dispuso en ningún momento del mismo. El técnico también reiteró que nunca estuvo involucrado en un amaño de partidos. “No hay posibilidad, cero, no hay manera”, sentenció.

“Firmé ese documento blanco pero ese documento no dice que extrajera el dinero del banco. El señor del banco me dice que por teléfono está todo arreglado y que está devuelto el dinero. Esa cuenta la comprobaba a veces para ver el saldo. Iba de cuando en cuando al banco, firmaba documentos en blanco. Por eso estoy aquí, por exceso de confianza”, dijo. (MedioTiempo.com)