Durante años se le prohibió abordar el tema, ya sea a través de su música o en las entrevistas. «Hollywood Records, que pertenece a Disney, trabaja mucho con Disney Channel y, obviamente, con la edad que teníamos, teníamos que tener cuidado con ciertas cosas que escribíamos y decíamos», le dice a la revista Notion sobre los inicios musicales de los Jonas Brothers. «No podíamos ser demasiado sexuales o románticos de algunas maneras. Y eso es difícil, porque al mismo tiempo tú estás creciendo y deseas escribir sobre estas experiencias que está teniendo como adulto joven».

 

La presión para el trío de pop de presentar una imagen perfecta en esa época era inmensa. «Estábamos trabajando con Disney en 2007, cuando se produjo el escándalo por la foto de Vanessa Hudgens desnuda. Escuchamos a varios ejecutivos hablar de ello, y nos decían que estaban tan orgullosos de nosotros por no cometer los mismos errores, que nos hicieron sentir como que no podríamos jamás estropearlo», dice la estrella de Camp Rock.

«Nosotros no queríamos decepcionar a nadie -nuestros padres, nuestros fans, nuestros empleadores- así que pusimos una presión increíble en nosotros mismos, el tipo de presión que ningún adolescente debería tener».

 

Estar en DNCE le ha permitido a Joe explorar un lado más maduro de sí mismo, de una manera más artística. «Yo era más joven, mucho más joven, cuando hice los Jonas Brothers. Ahora al ser mayor, hay nuevas experiencias que puedo tener, o simplemente como un adulto, al igual que viajar y andar de gira. Quieres salir a tomar unas copas después del espectáculo. Eso es tan diferente que lo que solía hacer -estar en el autobús de la gira e ir a la cama o ver una película, dice el cantante de «Cake by the Ocean». «Todo fue emocionante y bueno, pero ahora estas experiencias, por mi cuenta, en la carretera, son realmente buenas».

Joe, que hace la sesión mojado y salvaje para la edición «School Spirit» de Notion, siempre ha sentido curiosidad por el sexo. A pesar de que se mantuvo virgen hasta los 20 años (al igual que sus hermanos, que habían llevado un anillo de pureza), Joe era un ávido consumidor de pornografía. «Usé mi dirección para acceder a los sitios web, y lo hice por siete días consecutivos», dice el cantante. «Un mes más tarde -y por cierto, mi padre era pastor en ese tiempo-, por una semana seguida o dos había una tarjeta postal con una mujer desnuda que diciendo ‘vamos, visítanos de nuevo Joe» o «Realmente te extrañamos’ o ‘Niño travieso. Ven a visitarnos de nuevo'».

Joe tiene sentimientos encontrados acerca de la persona que perpetuó. «No se lo deseo a nadie, [pero] me moldeó a donde estoy hoy. Al mismo tiempo, es difícil decir que es una mala cosa porque me siento muy abierto, y no hay mucho de lo que no hablaré del [ahora], ¿sabes? Hay una gran cantidad de obsesión por el secreto en este día y edad, y eres es un niño que vive en un mundo de grandes», dice el cantante. «Definitivamente me identifico con una gran cantidad de artistas jóvenes que pasan a través de un montón de cosas similares».

Evolucionar en el ojo público es a menudo un proceso delicado. «Es este raro equilibrio por el que los artistas tienen que pasar», le dice Joe a Notion, «encontrar la manera de ser maduro y echarlo en la cara de las personas». (http://la.eonline.com/)