Guatemala.- La justicia guatemalteca resolvió ayer la “inmediata entrega” del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, a autoridades de México, en un trámite administrativo que llevaría entre 14 y 18 días hábiles.

Horas antes, Duarte aceptó la segunda orden de extradición, en este caso por delitos federales, pero negó los cargos en su contra.

El juez Quinto de Sentencia Penal, Adán García, informó que “admite la aceptación voluntaria que ha hecho el reclamado, Javier Duarte de Ochoa, a la solicitud de extradición que hace en su contra” el Gobierno de México.

“En consecuencia, se suspende el trámite del procedimiento de extradición y se ordena la entrega inmediata del reclamado” a la justicia mexicana, de acuerdo con una breve resolución descrita en tres puntos.

“Se toma nota que Duarte y su abogado defensor, Carlos Velásquez, han renunciado expresamente al planteamiento de cualquier recurso o acción ante cualquier órgano jurisdiccional o constitucional” de Guatemala, se indicó en el fallo.

En declaraciones hechas a periodistas, antes de que se diera lectura a la resolución del juez, el abogado Velásquez estimó que el trámite de entrega a las autoridades mexicanas llevaría entre 14 y 18 días hábiles.

Fuentes del Organismo Judicial de Guatemala señalaron que, luego de que la parte acusada se allanó a la extradición y renunció a plantear cualquier recurso legal que obstaculice o retrase ese trámite, la entrega del ex gobernador de Veracruz podría cumplirse antes de ese tiempo.

A diferencia de su actitud en las audiencias anteriores, el ex gobernador veracruzano, vestido con ropa sencilla (pantalón y camisa, sin saco ni corbata), mostró un semblante serio y hasta preocupado.

Una frase de alguien más…

Al término de la audiencia, luego de que un juez ordenara entregar a Javier Duarte a México, el ex funcionario recitó ante los medios una peculiar frase: “Paciencia, prudencia, verbal continencia… dominio de la ciencia, y presencia o ausencia, según conveniencia”.

Pero él no es el autor, ya que de acuerdo con un diario en línea español, el primero en decirla fue José Luis Morales, quien se desempeñó como jefe Superior de Policía de Castilla y León de entre 1995 y 1999.

Este oficial destacaba no sólo por su labor al frente de la institución, sino que también lo hizo por su sensibilidad y habilidades a la hora de crear versos.

“El Chato”, como también era conocido, falleció en agosto del 2010, a los 67 años, a causa del cáncer que lo aquejaba, indica el portal de noticias el Norte de Castilla.

Pero esta no es la única frase que ha llamado la atención de la gente, desde su captura, Duarte ha tenido varios puntos comentables como lo es su sonrisa en casi todas las fotografías que le han tomado, incluso el 27 de junio pasado, bromeó al decir “Ya llegó mi Uber”, al ver llegar la patrulla que lo llevaría de nuevo al reclusorio luego de haber declarado ante un tribunal de Guatemala.

Incluso durante su gestión, pronunció algunas frases que provocaron controversia, como la que dijo el 1 de julio de 2015, al advertir a reporteros sobre “tiempos difíciles”, que sólo afectarán a los comunicadores que “tienen una vínculos con grupos criminales (…) Vamos a sacudir el árbol y se van a caer muchas manzanas podridas”.

SÓLIDAS, LAS ACUSACIONES EN SU CONTRA: PGR

Las acusaciones integradas por la Procuraduría General de la República (PGR) contra el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, son sólidas y aseguran su vinculación a proceso, subrayó el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, Alberto Elías Beltrán.

“La orden de aprehensión de orden federal es una acusación sólida, robusta e integrada por la Subprocuraduría competente para estos efectos”, expresó el funcionario.

Elías Beltrán descartó que el ex mandatario pueda enfrentar su proceso en libertad y que se dé un acuerdo declaratorio por los delitos que se le imputan; dijo además que su estimación es que Duarte podría llegar a México en semana y media.

Duarte es señalado por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, también conocido como lavado de dinero. (Informador.com.mx)