En el día de mayor letalidad por el coronavirus en México, las autoridades del país recibieron un mensaje de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en donde felicita a México por la actuación que tuvo durante la actual pandemia por coronavirus, también en ella plantea cuestiones relacionadas al diagnóstico de la enfermedad del país.

La OMS desea felicitar a México por las firmes medidas sociales y de salud pública que ha adoptado hasta la fecha, entre ellas las restricciones estrictas a la circulación y la detención temporal
Entre otras cosas, también felicitó a las autoridades por el plan de ayuda económica, pues asegura que este “demuestra su visión a largo plazo del camino que queda por recorrer”

La misiva fue compartida por el actual canciller de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, y por el propio instituto que lidera. Ésta también destaca las medidas implementadas para mejorar la situación epidemiológica del país.

Sin embargo, la OMS también hizo una llamado de atención sobre el posible levantamiento de las medidas sanitarias que congratula en la carta. Este ajuste señalado refiere específicamente a la reapertura de escuelas y lugares de trabajo, las posibilidad de reuniones multitudinarias y el rastreo de contactos.

Buena parte del comunicado de la organización está enfocado en la implementación de pruebas masivas, un aspecto recalcado por el doctor Michael J. Ryan en una conferencia de prensa realizada el pasado 1 de mayo. En dicho llamado especificaba que era fundamental que todos los países intensificaran la vigilancia del COVID-19.

El mundo no podrá vencer a este virus hasta que todos los Estados miembros sean capaces de detectar los casos sospechosos y de realizarles pruebas, así como de localizar y aislar a los casos sospechosos y de realizarles pruebas.

Recordó a las autoridades mexicanas que ya han sido publicadas con anterioridad las estrategias recomendadas sobre las pruebas de detección en el laboratorio, las cuales especifican cuatro situaciones: sin casos, con casos esporádicos, con grupos de casos y con transmisión en la comunidad.

Esto hace referencia a que México es uno de los países en los que se menos pruebas se hacen para detectar el COVID-19, pues en promedio se realizan 0.4 por cada mil habitantes.

Esta orientación de la OMS fue dirigida principalmente a las instancias normativas y laboratorios que argumentan que solo es posible realizar diagnósticos a un número limitado de pacientes, por lo que especificó que existen ya lineamientos sobre la manera en la que puede priorizar estas pruebas. Expresaron también la disposición de tres funcionarios de la organización para seguir examinando el tema con las autoridades mexicanas.

El día que fue publicada esta carta el país reportó 501 decesos en tan solo 24 horas, lo que elevó el número de muertos hasta los 8 mil 135.

Con esta cantidad, el país se colocó en el noveno lugar a nivel mundial en cuanto al número de decesos, según la Universidad Johns Hopkins. Además, de acuerdo con los datos del gobierno, hay 74,560 casos positivos acumulados, 3,455 nuevos contagios respecto al día anterior. Adicionalmente se contabilizaron 716 fallecimientos sospechosos.

El número de casos acumulados llegó a 74 mil 560, de los cuales 14 mil 718 son contagios activos, es decir, presentaron síntomas en las últimas 24 horas. En cuanto al número de casos sospechosos acumulados, la cifra asciende a 31,878 y las pruebas que han arrojado resultados negativos suman 128,691. (Infobae.com)