Zacatecas, Zacatecas.- El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, estableció que cualquier persona que sea asesinada “es un fracaso de la sociedad”, la sociedad está siendo rebasada, “a mí me da la impresión de que nos estamos echando para atrás, nos estamos escondiendo”.

“No se debe dejar todo a las autoridades, ellos tienen la obligación de hacer lo que les corresponde, en la medida de que haya una sociedad más organizada, más vigilante, más cooperadora, yo creo que todo esto va a ir cediendo y la agresividad que es innata del ser humano, va a tener un encauzamiento hacia el bien”.

“No es cosa nada más de una persona, son cuestiones que afectan a todos, pero nunca se debe de perder la sensibilidad, no acostumbrarnos a la violencia, no acostumbrarnos al mal, porque entonces sí vamos a ser cruelmente derrotados”.

Respecto al asesinato de una joven universitaria, estudiante de la Preparatoria I de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), indicó que se tiene que seguir pensando que es un problema social, si es un mal social, y la solución tiene que venir también de parte de la sociedad.

El obispo dijo no saber a dónde llega el límite para saber si el gobierno está rebasado o no, pero se prefiere ver desde el ángulo social, la sociedad está siendo rebasada, “a mí me da la impresión de que nos estamos echando para atrás, nos estamos escondiendo”.

“Se está en esa fase defensiva, y claro que no nos vamos a exponer, pero falta lo que sigue”.

Consideró que como sociedad, como familia, estamos siendo rebasadas, y hay que sacar las consecuencias, como Gobierno, cómo podemos, “no creo que no haya esas voluntad de hacer bien las cosas”.

Se ha platicado con todos los actores que tienen esta responsabilidad y todo mundo está haciendo lo mejor, pero no es suficiente ahorita, como que requerimos algo más, y aquí es donde está el estancamiento, que no hemos dado con ello, ese más que se necesita. (ElSoldeZacatecas.com.mx)