Ciudad de México.- Ricardo Anaya, líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), dijo que respeta “la decisión de Margarita Zavala y lamento no haber podido convencerla de que beneficia al PRI (Partido Revolucionario Institucional) y a (Andrés Manuel) López Obrador”.

En la mesa de Despierta con Loret, Anaya calificó de “fundamental entender el contexto en el que ocurre la renuncia, porque el PRI está desesperado”. Es que, dijo, “a partir de que se formó el Frente Ciudadano por México, va en primer lugar en las encuestas y en último lugar va el PRI; a partir de esa desesperación, decidieron dividir al PAN, vamos a atacar a los que se opusieron al pase automático del procurador de la República”.

Ricardo Anaya pidió cuestionarse “¿a quién trata de fortalecer el PRI? A los que son amigos cercanos del que va a ser el candidato del PRI, porque ya está claro que va a ser José Antonio Meade; entonces decidieron apoyar a los que son cercanos”.

En el Senado, abundó el presidente nacional del PAN, “los priistas decidieron apoyar a (Ernesto) Cordero, que es el más cercano a Meade. Ernesto Cordero fue jefe de Meade, luego fueron compañeros de Gabinete y cuando se fue a contender en la interna del PAN, lo dejó a cargo de la Secretaría de Hacienda”.

Ricardo Anaya aseveró que, luego de que los panistas se habían puesto de acuerdo para votar por presidente del Senado, “cuando habíamos decidido votar por dos mujeres, nos sorprendió que panistas votaran por Ernesto Cordero, pero, ¿quiénes fueron? Roberto Gil, Javier Lozano y Salvador Vega, todos formaban parte del gabinete de Calderón, cuál es la lógica, fortalecer a esa parte del PAN, porque amor con amor se paga y el PRI calcula que el día de mañana ‘ellos nos van apoyar a nosotros con nuestro candidato’”.

Anaya insistió en que el PRI ataca “a los que nos hemos opuesto a que el presidente deje a quien lo cuide, lo que han hecho es atacarnos, por eso en El Universal me han dedicado, en un mes, 22 veces una primera plana para atacarme”.

Abundó en que “insistieron dos días en primera plana en que mi suegro era dueño de un fraccionamiento, hasta que el verdadero dueño del fraccionamiento los amenaza con demandar al periódico mediante una carta y entonces hacen una aclaración en la página 11, pero en pequeño. Lo que quieren es enlodarnos en una estrategia que ellos mismos han diseñado”.

Aseveró que las pruebas de que no se ha enriquecido ya obran en poder de un juez, como parte de una demanda y remató: “yo me comprometo a que si se comprueba una sola de las acusaciones que me han hecho hasta ahora, renuncio a cualquier actividad política”. Pero, insistió, “el PRI ayuda a quienes van a ayudar a Meade y a nosotros nos ataca”.

Para Ricardo Anaya, la prueba de que el Partido Revolucionario Institucional “ayuda a quienes van a ayudar a Meade es que Margarita no contestó si va a apoyar a Meade en caso de que su candidatura no pegue; su respuesta fue una absoluta evasiva”. En cambio, “nosotros no vamos a apoyar al PRI”.

En todo caso, “primero, vamos a decirles que su estrategia no está funcionando, el Frente Ciudadano por México sigue en primer lugar; el PRI sigue siendo, por mucho, el partido más desprestigiado. El PAN, con el PRD y Movimiento Ciudadano va en primer lugar, incluyendo a los independientes, que no llegan a más de 8%, que es lo que obtiene Margarita, de acuerdo con una encuesta de Buendía”.

Para definir a los candidatos, sin embargo, Anaya insistió en que “los tiempos no los decidimos nosotros, sino la ley, esto es lo que me cansé de explicarle a Margarita hasta el hartazgo. Los convenios de coalición tienen un límite en la ley. Los candidatos no se eligen cuando queramos, sino cuando dice la ley, que es entre el 14 de diciembre y el 20 de febrero” y si alguien se quiere ir de candidato, “puede hacerlo de manera independiente, renunciando al partido”.

Anaya dijo que este momento, “más allá de expulsiones, es momento de definiciones; el 2018 se adelantó, hay que escoger de cara a la ciudadanía, los que estén abiertos de apoyar a un priista, que lo digan con claridad, los que se quieran quedar deben entender que vamos a luchar con el Frente”.

Sobre los panistas que quieran apoyar a otro candidato, Ricardo Anaya afirmó que “las reglas son claras en los partidos; en el caso del PAN no pueden apoyar a otros candidatos, ni del PRI ni independientes”, pero la expulsión de quienes lo hagan o de los senadores que apoyaron la medida del PRI, “no me corresponde decidirla, hay un proceso abierto por un comité encargado en el PAN”.

Sobre la selección del candidato del Frente Ciudadano por México, Ricardo Anaya insistió en que no es tiempo, porque, de hacerlo, “se llama acto anticipado de precampaña”.

En el Frente, “planteamos tres etapas y hemos sido disciplinados; la primera es el registro de nuestra intención de hacer coalición; la segunda etapa es la presentación del proyecto; en tercero va el convenio de la coalición, que lo tenemos que registrar el 13 de diciembre; en esa fecha se tiene que plantear cuál será el método para seleccionar el candidato”.

Ese método, dijo “tiene la condición de que sea democrático; que esté blindado contra la intervención del Gobierno. En el caso de Chihuahua, se hizo método abierto y el candidato que era favorito, Javier Corral, quedó en último lugar, porque el entonces gobernador, César Duarte, utilizó la maquinaria del partido y eso no lo vamos a permitir”.

Al ser cuestionado por sus vínculos con el presidente Enrique Peña Nieto o con el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, Ricardo Anaya defendió que fueron profesionales. “No fue un error apoyar reformas en las que creíamos, los que traicionaron al pueblo fueron ellos al no implementarlas de manera eficaz. No es un error apoyar reformas, yo era el presidente de la Cámara de Diputados; yo representaba la pluralidad y me correspondía hablar con el jefe del Ejecutivo. No es un error establecer diálogos con todas las partes. Está ahora mismo en discusión el paquete económico y vamos a pelear que haya recursos para los estados que ganó el PAN.”

La salida de Margarita Zavala del PAN, aseveró Ricardo Anaya, “no le resta tantos puntos al partido, de acuerdo con una encuesta de Buendía, porque no saben la cantidad de gente que me ha buscado; gente que apoyaba a Margarita en el PAN y decidieron quedarse para apoyar el proyecto del Frente”.

Anaya aseveró que “si los panistas juegan con lealtad al partido, pueden aspirar a tener candidaturas y posiciones, pero si juegan con doble juego, definitivamente no, porque no queremos que se perpetúe el PRI corrupto en el Gobierno. No queremos que se repita el modelo del Estado de México: candidato potable más carretadas de dinero, más base dura, más medios que se prestan, más oposición pulverizada, igual a triunfo electoral. No queremos que eso pase”.

Insistió, sobre la renuncia de Zavala, “me arrepiento muchísimo de no haber podido convencerla de que lo que está haciendo beneficia al PRI”. Explicó que tuvieron “más de 16 reuniones de trabajo; en la última, que ella refirió, le explicaba que no le podía entregar la candidatura del Frente, porque es un proyecto más amplio, la invité a que se involucrara en la discusión del método de selección”.

En contraste, “por supuesto que no le pedí que no hablara de los problemas del partido; le expliqué dato por dato; le pedí que me preguntara si tenía dudas sobre algún tema, para que no anduvieran hablando sobre cosas que no entendían.

Lamento, insistió, “esto que ha pasado, pero son momentos que nos ponen a prueba, donde tenemos que echarnos para adelante; el PAN, con el Frente Ciudadano por México va a lograr su objetivo; vamos a sacar al PRI del poder”.

Aseveró que, con la salida de Margarita Zavala, el PAN pierde pocos votos, porque “las transferencias de votos no son lineales; el hecho de que Margarita saliera del PAN le quitó votos al Bronco, no al PAN”.

Ricardo Anaya lamentó nuevamente la salida de Margarita Zavala, pero dijo que deben ir para adelante, porque “la política y la vida así son; hay que tener la capacidad de reinventarse, de volver a leer las circunstancias”.

El líder nacional del PAN dijo que sería “una irresponsabilidad” destaparse como candidato, porque, en las reuniones para conformar el Frente, “desde la primera reunión dijimos que se vale querer ser, pero hay que estar dispuesto a no ser, porque cuando uno antepone intereses personales le da al traste a todo”. (Noticieros.Televisa.com)