Tamaulipas.- Las autoridades de Laredo, Texas y Nuevo Laredo, Tamaulipas anunciaron el jueves pasado un plan para agilizar el cruce de mercancías y las gestiones de comercio internacional a través de Port-Laredo en donde se espera el retorno inmediato de 545 agentes al Customs and Border Protection (CBP).

El legislador por Texas, Henry Cuellar, dijo que “aunque la normalización de los puentes de carga esta ya cerca, el problema es que si se podrían retirar agentes nuevamente .Tenemos un plan que confiamos CBP implemente, ya que para evitar que se vuelva a repetir esta emergencia de falta de personal, que está latente en cualquier momento, hemos sugerido a CBP seis distintos formatos para mejorar la crisis y uno de ellos era el retornar de inmediato a los 545 agentes, que ya se está dando.

Agregó que, “ también se va a utilizar el presupuesto asignado para tiempo extraordinario -y ya están otorgados los fondos-; utilizando voluntarios, recontratando oficiales recientemente retirados y utilizando a miembros de seguridad de la Guardia Costera soportando el número de oficiales de CBP y remplazando otros, y por último, se está solicitando que se aporten los fondos para que los 50 jueces migratorios que se contrataron a su iniciativa para que empiecen a operar y las decisiones judiciales sean inmediatas, eliminando parte del proceso de detención que está creando estos graves problemas y crisis humanitaria, que no lo es de seguridad, como se pretende hacer creer”.

El pasado jueves se manifestó la coordinación existente entre las autoridades de ambos Laredos para hacer frente a esta emergencia donde el retraso de 14 mil tráileres diarios se ha extendido durante varios días con lapsos de espera adicional hasta de 8 horas, situación que ha obligado a las aduanas de ambos países a trabajar horas extra y extender horarios de servicio en los puentes comerciales.

“En los Puentes I y II, al servicio del turismo los retrasos continuaron ya por dos semanas, promediando hasta el Jueves 18 esperas de 2 horas y media, más del doble del tiempo normal durante los meses anteriores, aunque el Viernes Santo los tiempos de espera fueron normales”, indicaron las autoridades

Aunque indicaron también que tenían la expectativa de que que se normalizaran las líneas y tiempos de espera en los puentes internacionales, incluyendo los de carga que han sufrido retrasos operativos.

“Hemos estado trabajando con CBP para restablecer -el tiempo de cruce-, próximamente se reintegrarían 165 elementos de los 300 que inicialmente fueron removidos –temporalmente-, para efectuar operaciones de registro a solicitantes de asilo”; ya el día lunes 15, se habían reintegrado 100 al distrito aduanero de Laredo, por lo que se piensa que en las próximas semanas los tiempos de cruces se normalizaran, indicó el alcalde Pete Sáenz en conferencia de prensa en el Puente de La Américas –Puente I-, que une a Nuevo Laredo, Tamaulipas y a Laredo, Texas.

…Y SEGUIRÍA LENTA LA FRANJA FRONTERIZA

Si bien es cierto que se han ido normalizando los tiempos de los cruces fronterizos para el comercio entre México-Estados Unidos (EU), el problema de un eventual cierre o lentitud en la frontera está latente y es una preocupación permanente, señaló Francisco Martínez, vicepresidente de relaciones con México de NASCO, un organismo trilateral (Canadá, EU y México) dedicado a fomentar el desarrollo de la región de Norteamérica.

Comentó que el flujo de migrantes es un factor que está perjudicando el comercio exterior entre ambas naciones, y es que antes a diario se procesaban mil operaciones de personas intentando cruzar y en la actualidad se ha disparado a cinco mil diarias, “ y no hay sistema que lo resista. Esta situación tiene saturado al sistema.

“En el corto plazo esto prevalecerá. La relación comercial entre México y EU está completamente integrada, de ahí que la afectación económica es incalculable”.

Este fin de semana el Sistema de monitoreo de las aduanas en EU -CBP-, en su sitio seguro bwt.cbp.gov en la red, estuvo reportando en forma dinámica actualizaciones en tiempo real, las disminución de los tiempos de espera. (ElFinanciero.com.mx)