La Policía Federal (PF) cumplimentó una orden de localización y presentación, girada por el Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en contra de la diputada local Lucero Guadalupe Sánchez López, para que declare como testigo en relación a diversos aspectos relacionados con la detención de Joaquín Guzmán Loera.

El mandato judicial está relacionado con la comisión de delitos de orden federal, por lo que policías federales detuvieron a la legisladora en Cosalá, Sinaloa, en las inmediaciones del aeropuerto de esa ciudad.

“En las próximas horas comparecerá ante el órgano ministerial que la requiere, en virtud de una averiguación previa iniciada a partir de su ingreso al Centro Federal de Readaptación Social Número 1, El Altiplano, con documentación presuntamente falsa”, detalló la PGR.

La diputada fue trasladada a las instalaciones de la SEIDO, en la Ciudad de México para cumplir con la diligencia.

En junio se difundió que Sánchez López habría acudido a visitar a El Chapo Guzmán en la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano, ingresando con documentos falsos.

Ambas situaciones fueron negadas por la propia diputada, quien incluso negó conocer al narcotraficante.

La Procuraduría General de la República (PGR) abrió una investigación para determinar si la diputada local ingresó a la prisión federal en abril de 2015 con documentos falsos, así como el motivo del encuentro. (http://www.excelsior.com.mx/)