Hacer frente a imputaciones con fines electorales, limpiar su nombre y demostrar que quienes están detrás de la que calificó de una “estrategia descalificadora”, fueron los motivos por los que pidió licencia al Congreso estatal, aseguró el gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Limpiar mi nombre y honor implica también probar de manera fehaciente, clara y contundente que quienes instrumentaron una estrategia descalificadora plagada de mentiras tienen cuentas con la justicia que habrán de pagar, de eso no tengo duda”, precisó el gobernador de Veracruz a través de un comunicado.

El tiempo que necesita para hacer frente a imputaciones falsas y con fines electorales, llevaron al mandatario estatal, aseguró, a solicitar la separación de su cargo a 48 días de que concluyera su gestión.

Hoy las circunstancias derivadas de imputaciones falsas y con fines electorales presentadas hace unos meses, hacen necesario que por congruencia y honorabilidad deba dedicar tiempo y atención a limpiar ante la opinión pública y aclarar ante las instituciones de procuración de justicia mi nombre y el de mi familia”, expuso.

A través de un mensaje en video, se dirigió a los veracruzanos, a quienes llamó a defender el principio de que la Ley debe aplicarse sin distingo alguno, sea quien sea y caiga quien caiga; además de otros retos de seguridad pública, gobernabilidad, infraestructura, crecimiento económico y combate a la pobreza que requieren completa dedicación.

Indicó que gobernador de Veracruz fue el honor más grande de su vida y que puso todo su empeño en esta responsabilidad.

Además, reconoció a las Fuerzas Armadas: la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR) y al Ejército Mexicano, y de manera muy especial al Secretario de Gobernación.

Por la mañana de este miércoles, el secretario particular del gobernador, José Ramón Cárdeno Shaadi, entregó a la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado de Veracruz, Octavia Ortega Arteaga, la solicitud de licencia para poder Javier Duarte separarse de su cargo.