Tamaulipas.- Portando su certificado que consta estar libres de coronavirus, cientos de cazadores nacionales y extranjeros arriban a Tamaulipas para la temporada de venado cola blanca.

Pesé a que en el inicio de la presente temporada de cacería en la frontera tamaulipeca se consideraba una baja en la llegada de participantes en la segunda quincena de enero las cifras tuvieron un repunte.

Impulsan iniciativa para otorgar salario a padres de niños con cáncer
El titular de la dirección de turismo cinegético, César Johnson Villarreal se dijo sorprendido de la respuesta y sostuvo que todos los cazadores portan su certificado de estar libres de Covid-19.

«Teníamos como meta un 30% menos que la temporada anterior debido a la pandemia, empezó con preguntas de la gente, cómo se iba a manejar, tenían dudas si los cazadores iban a venir. Al día de hoy tenemos 100 turistas cinegéticos arriba de la temporada pasada», destacó.

Para 2019-2020 autoridades neolaredenses contemplaron la llegada de 2 mil 200 deportistas cinegéticos a la región, sin embargo se superó incluso los 2 mil 600 registrados. Para el ciclo en curso que inició el 15 de noviembre y termina el 21 de febrero en la región, en Nuevo Laredo se registraron más de 2 mil 700 cazadores a esta fecha y aún siguen llegando.

Al menos 60% del total de visitantes corresponde a cazadores nacionales y el resto son turistas de Texas; incluso familias completas decidieron aprovechar y despejarse de los efectos negativos del Coronavirus.

Esta participación en el deporte cinegético representa derrama económica para los comercios, restaurantes, hoteles y negocios de la región estimada en 5 mil dólares por cazador, equivalente a unos 13 millones 500 mil dólares en total de la temporada

En las especies que se cazan predomina el venado cola blanca, le sigue el jabalí, el coyote, y el marrano salvaje también llamado ‘marrano alzado’, este último considerado una plaga debido a la sobrepoblación actual.

Johnson refirió que aún queda un mes de temporada cinegética, por lo cual no se descarta la llegada de más cazadores, debido a que se siguen solicitando informes y la disponibilidad de los más de 800 ranchos para la cacería registrados en la región. (www.elsoldetampico.com.mx)