Tampico, Tamaulipas.- Separados, pero que pertenecían a la primera caravana migrante, pequeños grupos de hondureños sí están pasando por la zona sur de Tamaulipas y, piden apoyo económico, para comprar de comer y seguir su camino a la frontera.

“No sé, si vosotros de corazón quisieran apoyarnos con una ayuda para una botella de agua y una libra de encurtida, nosotros, mexicanos, queremos seguir nuestro camino arriba en el tren carguero”, explica un joven que se identifica como hondureño.

Eran casi las 9 de la mañana de este viernes, cuando el joven abordó el autobús de la ruta Aviación que va hacia Tampico, en uno de los tramos del bulevar López Mateos.

Viste de mezclilla con una playera de manga larga, gorra y una mochila en la espalda y, con ese acento característico de entonar las palabras al hablar, de quienes habitan en Centroamérica, el joven les pide ayuda a los pasajeros.

Asegura llamarse Enoc Enrique y dice que llegó junto con un grupo de 20 hondureños, entre ellos mujeres y niños, desde hace dos días, a la zona sur de Tamaulipas.

Responde desconfiado a las preguntas, pero dice que es originario del Puerto Cortés, la ciudad más importante del Departamento de Cortés en Honduras.

“Les pedimos a los que nos quieran ayudar de corazón, disculpen las molestias, queremos llegar a la frontera de Sonora, nuestro presidente ha devaluado lo que es nuestra moneda, la lempira”.

La lempira es la moneda de Honduras y cuyo valor es el equivalente a 83 centavos mexicanos.

Enoc asegura que no tiene miedo y que los mexicanos los han apoyado mucho durante su camino.

“Vamos todos a la frontera, queremos reunirnos ahí y pues a ver si le hacemos la lucha a Trump”, dice.

La mayoría de los pasajeros lo escucha y buscan algunas monedas para dárselas al migrante, quien da las gracias al chofer y se baja de la unidad. (ElManana.com.mx)