Tamaulipas.- Tamaulipas instalará dos refugios en Reynosa y Nuevo Laredo, para albergar a cerca de 3 mil extranjeros que llegarán en las próximas semanas a la frontera del estado, para tramitar una visa humanitaria en Estados Unidos, informó el Director del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes.

“En un mes, con el grupo de migrantes que todavía se encuentran transitando en territorio nacional, vamos a tener un promedio de entre 6 mil a 8 mil 500 migrantes varados en la frontera”, comentó José Martín Carmona Flores, sobre la política de enviar al lado mexicano a aquellos que soliciten asilo en los puentes internacionales de Estados Unidos.

Actualmente se encuentran en las ciudades de la frontera, alrededor de 4 mil extranjeros en casas de migrantes, asilos y albergues, esperando una cita para solicitar una visa humanitaria.

Familias completas, han optado por quedarse cerca de los puentes internacionales a la espera de ser llamados para realizar el trámite, sin embargo, esperan por semanas y en muchos de los casos, solicitan ayuda de la ciudadanía alimentos y vestido.

Sobre el Protocolo de Protección del Migrante (PPM), Carmona Flores explicó que en Reynosa y Nuevo Laredo, el Instituto Nacional del Migrante, en coordinación con el estatal y los Ayuntamientos, se instalarán dos grandes refugios para dar alojamiento a los extranjeros que siguen llegando a la frontera.

“Se está considerando el volumen de migrantes que están en tránsito, por lo pronto el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca a través del Instituto Tamaulipeco del Migrante, giró instrucciones a los delegados, para no descuidar la atención a los connacionales que son repatriados por nuestras fronteras”.

Por las ciudades de Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo se deportan por día entre 350 a 450 connacionales a quienes se envían a sus entidades de origen en autobús, explicó.

Hasta el mes de mayo, por la frontera de Tamaulipas se han deportado 25 mil 250 mexicanos; el año pasado se atendieron a 59 mil 200 connacionales devueltos por la frontera.

Para este año, la Federación dejó de enviar 26 millones de pesos para la atención a los migrantes, el Gobierno del Estado aporta 16 millones de pesos, pero debido a la crisis humanitaria que se presenta y el sobrecupo que tienen actualmente los albergues y casas de migrantes, tanto el DIF estatal como asociaciones civiles y religiosas, están aportando para la atención de los extranjeros varados en la frontera.

“El gobierno federal sabe de la situación que se vive, no destinó recursos federales de atención al migrante, no dispuso de recursos federales para el colegio de la frontera norte, lo más seguro es que ya estén trabajando en un recurso para aplicar estos programas”, expresó Carmona Flores.

Con la firma del tratado con el gobierno norteamericano las actividades de migración no pararán en Tamaulipas ya que en la franja fronteriza del estado le tocara atender a los migrantes que llegan, los que buscan asilo en los Estados Unidos y los mexicanos que son deportados de este país.

“Cada mes damos servicios a mexicanos deportados de Estados Unidos, a más de cinco mil personas, que se suman a los que están ahorita que son cuatro mil, mas los tres mil que esperamos llegar son más de 13 mil personas que hay que atender” expresó Carmona Flores. (Expreso.press)