Tampico, Tamaulipas.- La lluvia atípica del mes de noviembre, el invierno sin frío y las ondas de calor que se registran actualmente no son situaciones aisladas, ya que conforman un solo efecto provocado por el cambio climático que ya se presenta en la región y que trae consecuencias a la salud y en nuestras actividades diarias.

Por las características y los daños al medio ambiente que se han registrado en el sur de Tamaulipas, la zona se ha vuelto más vulnerable a los impactos de diversos fenómenos originados por el sobrecalentamiento global, que se presenta en varias regiones del país.

Israel Díaz Acosta, quien es editor de la publicación “Agua y Ambiente”, además de organizador de foros ambientalistas, mencionó que los efectos del cambio climático que se viven ya son tan graves que, como se experimentó en días pasados, pueden paralizar diversos servicios como agua y luz, pero también con serios riesgos a la salud de muchas personas.

“Si la lluvia que se presentó en el mes de noviembre hubiera sido una hora antes posiblemente hubiera provocado varios decesos, y si la onda de calor hubiera durado minutos más los incendios en instalaciones de Comapa y de la CFE hubieran sido de mayor intensidad y con daños más graves a la infraestructura.

Señaló que el cambio climático no es algo que va a llegar, sino que ya se está viviendo y es momento de que la población empiece a tomar una nueva cultura de protección y conservación de su entorno, pues tan sólo el problema de la basura puede generar inundaciones donde nunca antes se habían presentado.

La mañana de este viernes se efectuó el foro “Trasvase del Río Pánuco: Implicaciones Socioeconómicas y Ambientales”, donde se expusieron los factores de riesgo que va a generar la realización del proyecto Monterrey IV, el cual pretende llevar agua desde la Cuenca Baja del Pánuco hacia la Zona Metropolitana de Monterrey en el estado de Nuevo León.

El ingeniero Díaz Acosta, uno de los organizadores de este evento, indicó que el proyecto del trasvase va a agudizar la situación climática en la región, elevando el índice de impacto de fenómenos meteorológicos y originando escasez de productos agrícolas al no quedar agua para el riego de cosechas. (ElSolDeTampico.com.mx)