México.- Desde el 19 de septiembre, miembros del Frente Nacional Anti Andrés Manuel López Obrador (FRENAAA) iniciaron una manifestación en la Ciudad de México para visibilizar su única demanda: la renuncia del presidente de México.

La idea era instalar un plantón permanente desde el sábado en la Plaza de la Constitución, justo enfrente de Palacio Nacional, edificio del primer cuadro de la capital nacional donde el jefe del ejecutivo federal emite diariamente sus conferencias matutinas; sin embargo, un bloqueo establecido por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana impidió el paso de los marchantes y tuvieron que acampar en avenida Juárez. Finalmente, este contingente pudo llegar al Zócalo este miércoles 23 y aseguran que no se irán hasta lograr que AMLO renuncie.

Ante este contexto, Infobae México pudo establecer contacto con Gilberto Lozano, líder de FRENA, quien aclaró que no busca derrocar a López Obrador sino que, con apego a Estado de derecho, esperan ejercer la presión suficiente para que el político tabasqueño, en diciembre de este año, dimita de su cargo y se forme un gobierno interino que de pie a que en junio de 2021 se realicen nuevas elecciones.

Al iniciar la conversación con el empresario, Infobae México mencionó que el propio presidente está buscando la revocación de mandato, en ese caso, se le cuestionó por qué no esperar a que el pueblo decida.

A lo cual, refirió que esta opción no es su “plan A” por lo cual se apegan al Artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), el cual expresa textualmente que “la soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.

El escenario es que López tiene sus días contados como mandatario nacional y se va a anotar en esta vía.

Con esta consigna, se le increpó para saber si puede conseguir el número adecuado de personas que estén dispuestas a presionar a AMLO, pues en las elecciones del 2018 terminó con 30.11 millones de votos. A lo cual aseguró que la aprobación del mandatario es mínima. “Los simpatizantes de López no superan los dos millones”, expresó sin ningún titubeo.

“La encuesta para enjuiciar a los presidentes de delincuentes, donde mostró el poder real de convocatoria aquí y ahora, no pasa de dos millones. La rifa del avión que no es su avión también nos habló de una campaña publicitaria de decenas de mañaneras que no hubo más de dos millones”, argumentó.

Infobae México rescató una cita de Lozano expresada este miércoles en la tarde cuando comparó el caso de AMLO con otros líderes que renunciaron a su cargo:

“Así decía Otto Pérez, así decía Mubarak, así decía Evo Morales, Así decía la Unión Soviética, así decían todos. No se van hasta que se van”, respondió el empresario a un periodista que le dijo que, al parecer López Obrador no se va.

Al respecto, se le dijo que la salida de algunos de estos presidentes ocurrió en contextos de violencia lo cual podría chocar con la naturaleza pacífica que FRENAAA ha dejado ver. Para lo cual Lozano completó la perspectiva y aún cuando dijo que “probablemente haya algún costo”, sin titubeos acuño un marco histórico más amplio y dijo que “el marco conceptual para que López dimita es el marco conceptual que se utilizó en la República Checa, en Polonia, en Sudáfrica, en la India, en Egipto, en Bolivia, en Guatemala, en Puerto Rico, en Ucrania y Bielorrusia”.

Cuando se le preguntó sobre los elementos de presión y tiempos en los que espera la renuncia de López Obrador, explicó que FRENAAA no está solo.

“A como vemos la situación, por lo que va a ocurrir de movilizaciones del país, los rarámuris ya vienen en camino, ya viene la gente de Ocosingo en camino, ya vienen los productores de Chihuahua, ya vienen los campesinos de Tamaulipas, la gente que ha sido asediada en Michoacán. Yo creo que va a ser en diciembre, para que el señor dimita”, contestó.

Después abundó que con apego al Estado de derecho, lo que corresponde, una vez que dimita el presidente, es que se nombra un gobierno interino y en la Cámara de Diputados con el único propósito de llamar a elecciones “para ver en junio del próximo año candidatos a mandatario nacional”.

El medio le preguntó qué tanto cambiaría el panorama nacional, si ambas cámaras legislativas están llenas de militantes de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el partido que llevó a AMLO a la presidencia. A lo que contestó que su apuesta es que la intención de voto por ese partido político cayó hasta el 15 por ciento.

“Seguramente aparecerán liderazgos independientes que en proceso de gobierno de alianza o coalición aparezcan liderazgos que no tengan historia política, porque, aparentemente, hoy quien tiene experiencia política es una experiencia podrida, putrefacta, de más de lo mismo”, estimó.

Ante esta declaración, Infobae México señaló que si esto no sería repetir el discurso de López Obrador, el de sacrificar la calidad técnica por la buena fe o voluntad de gobernar, a lo cual contestó:

“El señor López es un inepto. Él maneja el país con un espejo retrovisor, siempre viendo hacia atrás, nunca viendo hacia adelante. El asunto de cómo ha matado la tecnología, la ciencia el talento mexicano, la esperanza de desarrollo, para convencer de que el mundo de los mexicanos es un mundo para vivir con un par de zapatitos, ese es un discurso del siglo XVIII y propio de una dictadura chavista, pues repite, de forma clonada, las mismas frases de Nicolás Maduro y de Evo Morales”

También recalcó que esto no se trata de un derrocamiento, sino de una solicitud de renuncia basada en el Artículo 8 de la Carta Magna, el cual precisa que “los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa; pero en materia política sólo podrán hacer uso de ese derecho los ciudadanos de la República”.

“Iniciamos un proceso de liberación del pueblo mexicano, para aspirar a un México nuevo, para hablar del futuro y no del pasado”, agregó.

En caso de que su movimiento triunfe se avecina un reacomodo del poder político, por eso Infobae México preguntó si se piensa utilizar esto como herramienta, lo cual fue negado rotundamente por Lozano.

“No categóricamente. Nosotros no tenemos nada que ver con sindicatos de servidores públicos. Los partidos nos parten, nos dividen y son sindicatos de servidores públicos. FRENAAA representa la voz del soberano mexicano ¿Cómo puedes hablar de FRENAAA como una situación de ambición política? FRENAAA son 67 mexicanos que forman el Consejo Rector donde, te garantizo, que ninguna trae agenda política”.

Finalmente, después de una conversación corta con el líder de FRENAAA, se le preguntó respecto a la forma en la que presenta su discurso y sus apariciones ante la óptica mediática. Gilberto Lozano expresó que “hay un tiempo de lucha y hay un tiempo de paz” y que este proceso de cambio lo hace por su amor a México. (Infobae.com)