Monterrey, Nuevo León.- “Tenemos mucha calidad en la cantera, estamos invirtiendo mucho en fuerzas básicas. Estamos muy tranquilos con la base de mexicanos que tenemos”, a pesar de estas palabras de Duilio Davino, presidente de Rayados, en referencia a los mexicanos con lo que cuenta el equipo albiazul, solo hay que echar un vistazo a la plantilla para darse cuenta que nuevamente serán los extranjeros quienes llevarán la batuta en la Pandilla.

Son doce jugadores procedentes de otros países los que hasta el momento integran al Monterrey y está latente la posibilidad de que llegue uno más mientras esté abierto el mercado de pases en Europa, donde el dirigente albiazul dijo que buscan a otro refuerzo para integrarse al equipo.

Mientras que de los doce jugadores mexicanos con los que cuenta el conjunto dirigido por Antonio Mohamed, apenas tres de ellos fueron constantes en la titularidad durante el pasado Apertura 2017: Hugo González en la portería, César Montes en la central y el juvenil Jonathan González en la media cancha, representando apenas un 27 por ciento del once inicial y el resto está integrado por los futbolistas foráneos.

De hecho durante todo el certamen anterior, de los 22,770 minutos posibles entre las 17 jornadas y los seis encuentros de la Liguilla, el grupo de elementos extranjeros de Rayados disputaron 15,202 minutos es decir el 67 por ciento del tiempo posible y los mexicanos jugaron apenas el 33 por ciento restante, una cantidad considerablemente menor, menos de la mitad de los minutos que tuvieron los jugadores procedentes de Sudamérica.

Lejos parecen haber quedado los años en que eran varios mexicanos los que tenían roles protagónicos en el Monterrey, con jugadores como Jesús Arellano, Luis Pérez, Aldo de Nigris, Jonathan Orozco, Ricardo Osorio, Sergio Santana, Jesús Zavala y el mismo Duilio Davino en su etapa como jugador.

Avilés Hurtado y Rogelio Funes Mori deberán de mantenerse con la pólvora encendida, Nico Sánchez, Basanta, Vangioni y Medina como los baluartes de la defensa y Carlos Sánchez de motor por la derecha, mientras que Juan Pablo Carrizo podría hacerse de la titularidad en el arco en cualquier momento, pues al voltear a la banca y ver a la base de mexicanos para buscar un cambio, parece seguir siendo el punto débil de Rayados.

(http://www.mediotiempo.com)