Ciudad de México.- El sentimiento de inseguridad en el país cobró fuerza en el tercer trimestre de 2016 para llegar a su nivel más alto en dos años y medio, de acuerdo con los resultados más recientes de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana dados a conocer por el Inegi.

Durante el noveno mes del año, la encuesta reveló que 71.9 por ciento de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro. Ese resultado es el segundo más alto desde que se realiza esta encuesta y el más elevado desde marzo de 2014, cuando alcanzó su nivel máximo de 72.4 por ciento.

Las expectativas de la seguridad pública en las principales ciudades del país también se han deteriorado. El 34.1 por ciento de las personas encuestadas consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad empeorará, lo que representa un aumento de 4.3 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre de 2015, para ubicarse en el porcentaje más alto del que se tenga registro.

Por otra parte, 35.8 por cientode la población mencionó que la situación seguirá igual de mal en los próximos 12 meses, lo que representa un aumento en el indicador de 0.9 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre de 2015. Tomando en cuenta lo anterior, las expectativas de seguridad para 69.9 por ciento de la población son negativas, el nivel más alto desde que se comenzó a levantar esta encuesta de seguridad pública urbana en septiembre de 2013.

Los asaltos en vías públicas como los recientemente dados a conocer en el Periférico de la Ciudad de México, los secuestros y asesinatos como los de la española María Villar Galaz o del profesor Javier Uribe Patiño, así como la percepción de una mayor presencia de las bandas criminales han venido abonando en este sentimiento de nula protección en varias urbes del país.