La cuenta señala el día 731 porque el 2016 es año bisiesto. Este día se cumplen dos años de la eliminación mexicana en Brasil 2014, un trauma que ha ido quedando en el olvido aunque difícilmente superado.

Desde el nacimiento del #NoEraPenal que permitió al Tri volver victimizado y lejos de la autocrítica hasta hoy, el árbitro Pedro Proença se retiró para convertirse, un año después de marcar la falta, en Presidente de la Liga portuguesa.

En el mismo lapso, Miguel Herrera ganó la Copa Oro, fue cesado de la selección y recaló en Xolos, desde donde ve que el mayor drama ahora es el histórico 7-0 de la Copa América Centenario que puso en jaque a su sucesor, Juan Carlos Osorio, mientras que Louis van Gaal dejó a la Selección Holandesa para encabezar al Manchester United de donde fue despedido apenas en mayo.

Fue domingo. Un 29 de junio, pero del 2014, cuando Giovani dos Santos adelantó al Tri que se mantuvo 1-0 hasta el minuto 88 en el Estadio Castelao de la norteña ciudad de Fortaleza.

El volante mexicano terminó el Mundial para volver al Villarreal, equipo que dejó para jugar en la MLS, desde la cual se negó a la última convocatoria mexicana, de manera similar a Carlos Vela y Jonathan dos Santos.

La Selección Mexicana tuvo en un puño a los holandeses hasta que una pausa de rehidratación, la salida de Giovani y el ingreso de Javier Aquino descompusieron al equipo.

Wesley Sneijder anotó el empate cuando faltaban 120 segundos para que se cumpliera el tiempo regular y 6 minutos después Arjen Robben exageró la dudosa falta de Rafael Márquez.

El delantero holandés regresó de Brasil al Bayern Munich para ganar la Champions y el tetracampeonato de la Bundesliga, aunque este verano se quedó con las ganas de jugar la Eurocopa.

A diferencia de él, Márquez acumuló varios clubes al currículum porque después de Brasil volvió al Red Bull neoyorquino pero luego se fue al León, Hellas Verona y Atlas.

Dos años, pero muchas cosas pasaron desde aquel episodio, cuyo mayor protagonista siempre defendió lo ocurrido.

“La gente tendrá que vivir con eso”, dijo Robben en octubre del 2015 a Mediotiempo. “Creo que sí fue, el árbitro dijo que sí era, y si pierdes vas a creer que no fue penal”. (MedioTiempo.com)