Ciudad de México.- Miguel Barbosa, senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo que no se aferrará al cargo pero hará valer sus derechos y presentará una impugnación por la decisión que tomó su órgano político para destituirlo de la coordinación política en la cámara alta de la bancada perredista y designar en su lugar a Dolores Padierna.

A pregunta expresa en entrevista con Óscar M Beteta, Miguel Barbosa aclaró que luchará para que PRD vaya con López Obrador a la Presidencia de la República en 2018, “así es, el resumen de lo que estoy haciendo es ser promotor de un debate interno para que el PRD defina.

“No pretendo destruir al PRD, quienes los destruyeron son quienes los que deterioraron su vida interna, los que lo volvieron funcional al poder, esos son quienes los destruyeron, el modelo de hacer política que impusieron los Chuchos en el partido es lo que acabó con el PRD”.

El legislador del sol azteca detalló que ayer martes el Comité Nacional del PRD sesionó, discutió y aprobó una resolución mediante la cual le suspendieron sus derechos partidistas, además de removerlo de la coordinación del grupo parlamentario.

El senador Barbosa catalogó esta resolución como “totalmente ilegal”, primero porque no lo puede suspender el Comité Nacional, solamente el órgano denominado Comisión Jurisdiccional del PRD.

“Y después, no me pueden remover del cargo de coordinador sin concederme mi garantía de audiencia, porque de manera expresa lo expresa sí el estatuto. Es una salvajada jurídica la que hicieron ayer y tiene como propósito establecer una sanción política a quien se atrevió a decir que apoyará a López Obrador en 2018 y a promover un debate para que el PRD lo haga.

“Este es un asunto de absoluta intolerancia y de violación a mis garantías individuales y por lo tanto he decidido impugnar cuando se abran las oficinas las Trife (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) alrededor de las ocho de la mañana, mi equipo presentará, ya les dejé firmado en la noche el juicio de protección de derechos”.

Con ese sólo hecho la resolución que emitió el Comité Nacional queda sujeta a una revisión judicial, por lo que no surtirá efecto, adelantó.

Aseguró que con esto está evidenciada la ruta a la que quieren llevar al Partido de la Revolución Democrática, a una alianza con Acción Nacional (PAN) “y quieren verse como candidatos de la alianza PAN-PRD, así es como quieren verse algunos integrantes del Comité Nacional”.

Sin embargo, Miguel Barbosa aclaró que no se siente alarmado porque entiende que así es la política, “sabía que iba a ocurrir eso, pensé que iban a tener alguna reflexión”.

En opinión del legislador, no hay legalidad ni vida institucional en el PRD y esto es un ataque a la unidad del Grupo Parlamentario y por eso dará la batalla jurídica, pero sin aferrarse al cargo como coordinador, “voy a interponer un recurso porque se me están violentando mis derechos y porque no voy a admitir que se cree la percepción política social de que me están corriendo y no tengo derechos, pero la decisión de permanecer en la bancada o inclusive en el partido es una decisión política”.

Asimismo, el senador señaló que le va al equipo de la transformación de México y quien la encabeza es Andrés Manuel López Obrador, por eso está promoviendo un debate interno para que el PRD se pronuncie en ese sentido.

“No me estoy saliendo del PRD ni me estoy yendo a Morena”. Lo incompatible es aliarse con el PAN y quedarse en el partido del sol azteca, detalló.

Finalmente aseguró que Alejandra Barrales, presidenta nacional perredista, está siendo muy presionada y quienes aprobaron la suspensión de sus derechos y su remoción en el cargo de coordinador quedarán en ridículo ya que no surtirá efecto la resolución, “les voy a ganar”. (RadioFormula.com.mx)