Nueva York.- Madonna confirmó en Instagram que ha completado el proceso de adopción de hermanas gemelas de Malawi.

“Estoy muy contenta de que ahora son parte de nuestra familia. Estoy profundamente agradecida a todos los que en Malawi han ayudado a que esto sea posible, y les pido a los medios de comunicación que respeten nuestra privacidad durante este período de transición. Gracias también a mis amigos, familia y mi equipo muy grande por todo su apoyo y amor!”.

El periódico Daily Mail informó que las niñas gemelas de cuatro años, se llaman Esther y Stella Mwale y que podría abandonar el país africano rumbo a su casa en Nueva York en los próximos días.

Madonna ya había adoptado a un varón, David Banda, en 2006 en el mismo orfanato, y tres años después, siempre en Malaui, a una niña, Mercy James.

En 2006, creó la fundación Raising Malawi, que se ocupa en particular de huérfanos de ese país africano y de construir hospitales.

“Debería tener un acercamiento diferente ayudando a las familias desfavorecidas con niños en lugar de adoptarlos”, dijoa la AFP Maxwell Matewere, director de ‘Ojos para los Niños’, una organización caritativa en Malaui.

“A la mayoría de las familias le gustaría criar a su hijos en su hogar si tuvieran apoyo financiero”, agrega.

“Madonna da una visión de que Malaui tiene un mercado de niños pobres listos para ser adoptados”, se quejó Ken Mhango, director para Malaui de la Red africana para la protección y la prevención de abusos a los niños (ANPPCAN).

Según la decisión judicial Madonna se sintió obligada a adoptar a estas gemelas. La jueza Fiona Mwale, quien dio la autorización, dijo que el trabajo de Madonna en los orfanatos la llevó a sentir la obligación de llenar el vacío en la vida de las niñas y abrirles su hogar.

Vida lujosa

Ella podrá brindarles un domicilio lujoso, espacioso y confortable en un barrio acomodado, explicó la decisión judicial.

La magistrada añade que pese a que Madonna, de 58 años, está por encima de la edad considerada normal para tener niños, pasó con éxito una prueba médica para acreditar su buena salud.

Las niñas fueron internadas en el orfanato tras la muerte de su madre, poco después de su nacimiento; su padre abandonó el hogar para volver a casarse y su abuela no dispone de lugar para ellas.

El padre, identificado por las iniciales A.M, dio su acuerdo para esta adopción, y aceptó renunciar de manera permanente a sus derechos parentales, sin compensación financiera.

A fines de enero, cuando la justicia anunciara que estudiaba una demanda de Madonna, la cantante desmintió cualquier proyecto de adopción, afirmando que había viajado a Malaui solo para ocuparse de su fundación.

Sus estadías regulares en este pequeño país pobre de África han estado rodeadas de controversias.

En 2013 en particular, el entonces presidente, Joyce Banda, le reprochó comportarse con las autoridades del país como si fuera una conquistadora, reclamar un tratamiento VIP injustificado y jactarse excesivamente de su generosidad hacia Malaui.

Pero tras la partida de Banda en 2014, las relaciones de la estrella con el nuevo presidente, Peter Mutharika, han mejorado, al punto de afirmar que su gobierno”estará siempre reconocido por la pasión de Madonna hacia el país. (Diario.mx)