Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Un maestro de Ciudad Victoria, Tamaulipas, comparte sus conocimientos a niños que no cuentan con dispositivos electrónicos o conexión a internet.

Servando Mendoza, de 53 años de edad y 30 años ejerciendo la docencia, improvisó un salón de clases al aire libre para que los niños puedan seguir estudiando.

A través de redes sociales, se dio a conocer la historia de este maestro da clases presenciales luego de llegar a un consenso con los padres de familia para que sus hijos no se rezagaran por falta de la tecnología.
Podría interesarte: Niña de siete años toma clases en calles del centro de Tamaulipas

De acuerdo a medios locales, las clases siguen los protocolos sanitarios como el uso de cubrebocas, gel antibacterial y la sana distancia.
Entre uno de sus grupos en el turno vespertino con 19 niños, tiene otros niños con necesidades especiales, una niña con Síndrome de Down y uno con autismo; a ellos, les da una tarea diferente para que trabajen con otro tipo de material.

“Les doy una tarea diferente para que trabajen con otro tipo de material. Con los otros niños pues voy a su casa y afuera les explico y a otros por medio del celular de algún familiar les envío los trabajos. Como soy maestro de grupo es mi deber buscar alternativas para darles clases a los niños y las niñas, que nadie se quede rezagado, ese es mi deber de maestro”, comentó.

Sus clases se centran en las materias de español y matemáticas que es donde, están según él, las debilidades pero también les enseña otro temas.

Asimismo, espera que por la falta de herramientas tecnológicas se realice un programa federal, estatal o municipal, además de hacer un estudio donde se tomen en cuenta los factores económicos y se apoye a los niños y niñas para dotarlos de dispositivos electrónicos para su aprendizaje. (24-horas.mx)