Matamoros, Tamaulipas.- Luego de 24 horas del estallamiento de huelga en 28 empresas maquiladoras de Matamoros, 14 han desistido y acordaron otorgar el bono de 32 mil pesos a los trabajadores, así como un incremento salarial del 20 por ciento.

El pasado viernes, 15 mil trabajadores de 28 empresas de la industria de exportación se declararon en huelga, en tanto que en otras 13, en las que laboran 25 mil obreros, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje se declaró incompetente, por lo que será la instancia federal, la que resuelva el conflicto.

Los trabajadores del Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales de la Industria Maquiladora (Sjoiim), exigen un incremento del 20 por ciento al salario y un bono de 32 mil 242 pesos anuales.

De acuerdo con Juan Villafuerte Morales, líder sindical, dijo que el bono se pagará a los obreros en cuatro exhibiciones en febrero, mayo, agosto y noviembre.

En esta ciudad operan 115 maquiladoras del ramo eléctrico, mecánico, industria médica y plástico o textil, en las que laboran 68 mil 250 empleados, agremiados a cuatro sindicatos locales y un sindicato federal; el 36.8 por ciento de los trabajadores son mujeres y el 63.2 por ciento hombres.

Entre las concesiones que se lograron fue que les pagaran al 60 por ciento del salario los días de huelga y que no tuvieran represalias.

Las empresas que pararon labores se han visto afectadas en su producción, dedicadas a la fabricación de productos de plástico, textil, médicos, metalmecánica y la industria eléctrica, hay 23 empresas con bandera, representadas por 9 mil 500 empleos.

Actuarios y secretarios habilitados por la Junta de Conciliación y Arbitraje dieron fe de la suspensión de labores en 28 empresas, y en 13 de ellas, de las que derivan 25 mil empleos, hicieron la declaratoria de incompetencia, derivado a que la autoridad laboral consideró que dichas empresas son de competencia federal, y en las que se descarta paro de labores o huelga.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS POR 120 MDP AL MES

El movimiento laboral en Matamoros, independientemente del resultado a corto y largo plazo con relación a las relaciones contractuales obrero patronales y sindicales, deja ya a la ciudad una lesión económica de entre 15 y 20 mil empleos y dejar de percibirse en el sector comercio, servicios y turismo una derrama económica estimada en 120 millones de pesos mensuales, lo que equivalente al 10 por ciento de la derrama económica mensual en el comercio local, reveló la Federación de Cámaras de Comercio en Tamaulipas.

“Está afectación pudiera requerir hasta una década para recuperar el mercado laboral y económico perdido, de prolongarse la situación de inconformidad obrera el riesgo de retiro de empresas es real y entraríamos en una espiral económica negativa donde no solo los obreros se verán afectados por falta de empleo, si no toda la cadena productiva local por el circulante que dejará de percibirse”, indicó Julio Cesar Almazán, presidente del organismo camaral.

Almanza explicó que hoy el clima laboral y la inestabilidad social que se vive en Matamoros expone un panorama incierto para la economía de esta ciudad.

Convoco al diálogo de las partes, “Con movimientos sociales que generan inestabilidad y afectación económica pierden todos los habitantes de Matamoros sean trabajadores o patrones por lo que la vía de la conciliación seguirá siendo la mejor opción para resolver las inquietudes”.

Señaló que a pesar de haber estallado movimientos de huelga o paros voluntarios en una gran cantidad de maquiladoras de Matamoros, los trabajadores requieren mejores condiciones laborales.

“Nunca es tarde para buscar los puntos medios que permitan que el empleo permanezca en Matamoros y que este sea dignó en cuanto a prestaciones y remuneraciones”.

CIERRA OPERACIONES ALBEÁ Y CEPILLOS MATAMOROS

El paro de labores que realizan desde hace unos días alrededor de 30 mil trabajadores de cerca de 45 maquiladoras, no solamente ha implicado una pérdida mensual de 120 millones de pesos, sino que algunas empresas, como Cepillos de Matamoros y Albeá hayan decidido cerrar operaciones, señaló Cesar Almazán, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio en Tamaulipas.

El directivo detalló que la empresa anunció el cierre de sus plantas por no encontrar las condiciones para seguir trabajando y al declarar no estar en posibilidad de pagar las exigencias de los trabajadores, los cuales ascienden a mil 700 empleos.

Por su parte, el gobierno estatal de Tamaulipas, a través de la Secretaria del Trabajo, que encabeza María Estela Chavira, informó que será la Junta de Conciliación y Arbitraje la que lleve a cabo los procesos necesarios para resolver el conflicto.

Refirió el gobierno estatal que estará al pendiente de la situación de las maquiladoras para que el proceso se mantenga dentro de la legalidad y se den las garantías a trabajadores y empresarios. (ElFinanciero.com.mx)