Otra marcha por la paz se realizó este lunes en Tamaulipas, específicamente en la ciudad de Reynosa, frontera con Estados Unidos donde en las últimas semanas se han vivido constantes e intensas, situaciones de riesgo que han cobrado la vida de civiles inocentes. El repunte de la violencia en el estado parece que tiene relación con el proceso electoral en curso.

La zona frontera de Tamaulipas es la más violenta de la entidad, seguida ahora por el centro donde vive el gobernador, Egidio Torre Cantú y de allí, la delincuencia organizada sigue demostrando que gobierna en la zona metropolitana de Tampico y abarca su poderío hasta el territorio del norte de Veracruz desde donde se orquestan secuestros y extorsiones, según ha informado el mismo Grupo de Coordinación que cada que puede, presume un trabaja “coordinado” entre los policías y federales adscritos a Veracruz y Tamaulipas.

La Plaza Periférico de la ciudad en Reynosa, fue donde se concentraron cientos de ciudadanos para exigir el reforzamiento de las fuerzas de seguridad para que les otorguen más y mejores garantías para su libre tránsito, llamó la atención que en la movilización participaron principalmente mujeres quienes caminaron hasta la iglesia de la colonia La Cañada. Esta movilización, hace que recordemos la última visita a Reynosa de Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, cuando inauguró el parque de barrio donado por Pemex, cuando le pidió a las mujeres reynosenses que defendieran y cuidaran lo que es de ellas, lo que es de sus hijos y de sus familias; cualquier mente distorsionada diría que esta marcha fue orquestada desde Bucareli, debido a la nula confianza de Osorio para con Egidio Torre.

Cabe mencionar que en la manifestación pacífica, los y las marchistas portaban pancartas que cifraban “queremos la paz” y durante su recorrido, alentaban a los ciudadanos para que se sumaran al movimiento “marcha por la paz”, de manera extraoficial, se comunicó que también participaron elementos de la Policía Estatal Acreditable (PEA) pues no se les ha terminado de cumplir con el pago de sus viáticos.

Es la ciudad de Reynosa, la más conflictiva pese a que allí se encuentra la Octava Zona Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional. Los enfrentamientos a balazos entre pistoleros y fuerzas federales son constantes.

Pero mientras en Reynosa se organizan para exigir la paz en Tampico, nadie dice nada ante el repunte de la violencia y la inseguridad. (http://www.sdpnoticias.com/)