Agustín Marchesín ofreció su última conferencia de prensa como jugador del Club América, el guardameta argentino se despidió del equipo para partir a Portugal e incorporarse a las filas del Porto, no sin antes dejar en claro quién es el que debería ocupar el lugar bajo los tres palos del cuadro azulcrema.

El arquero que me gustaría, bueno como a todos, creo que es Memo (Ochoa), el sería la frutilla del postre, sería la mejor desviación por lo que representa para este club, porque es un portero que ha dejado mucho, es un emblema aquí en México y es una oportunidad que ojalá la pueda tomar” aseguro Marchesín.

El argentino ha sido un portero efectivo en cada una de las escuadras en las que ha militado, desde Lanús, pasando por Santos con quienes logró el campeonato en la Liga MX en 2015 y los tres títulos que consiguió portando la casaca emplumada, ahora encara el reto más complicado de su carrera, aunque se va del América con gratitud

Los tres campeonatos no alcanzan a devolver lo mucho que me ha dado este club. Cuando a uno lo contratan, la meta es campeonar. Fue el club que me regresó a Selección. Pasé momentos increíbles, disfruté el venir a entrenar, soy un afortunado. Estoy agradecido con todos los que laboran en el equipo.

Venir acá fue la mayor bendición de mi carrera. El día de mañana le voy a decir a mi hijo que jugué en el más grande de su país” indico.

Marchesín ha encarado la encomienda de resguardar la meta tras el retiro de grandes emblemas del arco, esta vez no será la excepción al llegar al lugar que dejo el español Iker Casillas.

Esa ha sido mi responsabilidad, tener que suplir a los grandes, a Oswaldo Sánchez, a Moi (Moisés Muñoz) y aquí también, me ha tocado difícil en todos los clubes que he estado, es un club grande, que tiene la obligación de ganar y ser campeón, es un objetivo más y me voy contento de saber que me voy a un club así de grande, eso es lindo” concluyó. (Excélsior.com.mx)