Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Autoridades del Hospital General de Nuevo Laredo, Tamaulipas, retuvieron a Elías Gaytán Arreola, de 33 años de edad y Laila Berenice Ramos Rosales, de 25 años, por el presunto asesinato de su hija Camila, de apenas 45 días de nacida.

De acuerdo con medios locales, el personal solicitó la intervención del Ministerio Público luego de que la madre y el padrastro llevaran el cuerpo de la bebé para atención médica, argumentando que se les había golpeado al caer de la cama.

Sin embargo, el médico valoró que la menor murió a causa de una fractura de cráneo y que además, presentaba golpes en glúteos y brazos que no correspondían a una caída.

Ante las autoridades correspondientes, la madre de Camila se retractó de los hechos y declaró que Elías, había apretado muy fuerte a su hija, lo que provocó problemas para respirar, por lo que primero la llevaron con un doctor particular y de ahí al hospital.

Además, la mujer contó que días atrás, el padrastro había golpeado y mordido en la cara a la bebé porque le molestaba que se pareciera a su padre biológico. Ella no había denunciado a su pareja porque este la tenía amenazada, afirmó. (SimEmbargo.mx)