Mauricio Macri asumió el jueves la presidencia de Argentina con la promesa de reactivar la economía del país

Buenos Aires, Argentina.- Mauricio Macri asumió el jueves la presidencia de Argentina con la promesa de reactivar una economía que cruje por la escasez de inversiones y una alta inflación, tras 12 años de gestión del peronismo de centro izquierda.

Macri, el representante de la centro derecha que ganó por un estrecho margen el balotaje de noviembre, deberá realizarajustes en la tercera mayor economía de América Latina, pero cuidando de no afectar los logros sociales alcanzados en la última década para no perder legitimidad rápidamente.

Su tarea, además, enfrentará a otros escollos: un Congreso dividido y una oposición que, con la saliente Cristina Fernández de Kirchner entre sus líderes, ya le hizo sentir a Macri toda su ferocidad antes del cambio de Gobierno, con una controversia pública sobre el protocolo para el traspaso de mando.

Una multitud con globos de colores celeste y blanco saludó a Macri desde la puerta de su departamento en el elegante barrio de Palermo, en Buenos Aires, hasta su ingreso al Congreso argentino, donde prestó juramento como presidente.

Muchas calles de la capital argentina permanecían cerradas para permitir el paso del nuevo presidente, que se desplazará luego a la Casa Rosada en medio de una muchedumbre que ya empezaba a colmar las calles.

La polémica Fernández, que tras la disputa decidió no asistir al traspaso de mando, mantiene una alta popularidad gracias al bajo desempleo en el país y los subsidios que otorgó para combatir la pobreza.

Fernández se despidió el miércoles de sus seguidores con un multitudinario acto que mostró que está dispuesta a liderar la oposición a Macri. (http://www.aztecanoticias.com.mx/)