México.- A pesar de que el plazo venció ayer 9 de enero, hoy, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) informó que “no impugnará” la prohibición de que la coalición electoral lleve el apellido de su precandidato a la presidencia, José Antonio Meade.

Esto, luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) declarara procedente la coalición integrada por el PRI, PVEM y Nueva Alianza, pero el nombre “Meade Ciudadano por México” no fuera admitido.

La decisión de los consejeros electorales tuvo como argumento que con ello se habría paso a una sopreexposición de la figura de José Antonio Meade, precandidato de la coalición, dado que en automático se incluía en la promoción de las otras 165 candidaturas con las que estos PRI-PVEM y Nueva Alianza irán coaligados

El tricolor, a través de un comunicado emitido esta mañana, subrayó que no está de acuerdo con lo dictado por el INE, dado que en la ley electoral no hay prohibición alguna para que la coalición lleve el apellido del ex secretario de Hacienda.

“La única prohibición contemplada expresamente en la legislación electoral para los partidos políticos es que en sus denominaciones no se hagan alusiones raciales o religiosas, de ahí que al no contemplarse ninguna expresión en ese sentido, resulte válida la propuesta de la denominación”, respondió el PRI.

Sin embargo, en el proyecto que se discutió el viernes pasado en el Consejo General y que acotó la maniobra del PRI, se tomaron como precedentes sentencias del Tribunal Electoral, en específico una de 2010, relacionada con la elección de gobernador en Sinaloa.

Así, según dicta el acuerdo aprobado por el pleno del INE, PRI-PVEM y Nueva Alianza tienen hasta el 15 de enero para poner un nuevo nombre a su coalición. (ElEconomista.com.mx)