Reynosa, Tamaulipas.- Más de media docena de restaurantes de la ciudad incorporaron a partir de ayer menús en lenguaje Braille y de señas como parte de una campaña de inclusión para personas con discapacidad.

Alondra, una abogada invidente de 26 años fue la primera en ordenar, a su mesa llegó una carta llena de puntos que iban formando palabras. «Aquí dice, panchos con carne, milanesa de res, bistec ranchero, se siente bien leer todo el menú, esto es el plato fuerte pero hay entradas, sección de bebidas,como aquí dice que tienen agua minera, limonada y con alcohol».

Se trató de la primera vez que ella tuvo oportunidad de elegir su comida sin apoyo de terceros.

Octavio de 22 años llegó después, solicitó el menú y se fue directamente a la sección de bebidas.

Al sentir el lenguaje braille, su expresión cambió de seriedad a alegría.

-Siempre quise llegar así sin que otra persona tuviera que decirme cuánto valían las cosas y que tenían.

-¿Cómo es para ti llegar a un restaurante?

-Eramos dependientes al mesero, él en todo momento tenía que decirnos los precios, los platillos e incluso quedarse un ratito para ver si queríamos algo, porque no habría manera de saber qué más tenía».

El menú personalizado fue creado como por la iniciativa de la Asociación Núcleo Solidario de Personas Discapacitadas en convenio con la Cámara de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados CANIRAC.

Con esto, Reynosa se convirtió en el primer municipio de Tamaulipas en colocar menús incluyentes. (ElManana.com)